EEUU entrega datos de hackers chinos a los proveedores de Internet

EmpresasRegulación

Se afianza la cooperación entre el Gobierno y las empresas de Internet estadounidenses, en medio de una creciente preocupación por el ciberespionaje chino.

La guerra cibernética entre Estados Unidos y China ya no es sólo cuestión de Gobiernos. El Ejecutivo americano ha entregado a los principales proveedores de Internet de EEUU las direcciones vinculadas a presuntos hackers chinos como parte de un plan para bloquear el ciberespionaje, según aseguraron funcionarios estadounidenses al Wall Street Journal.

Esta medida refleja un cambio significativo en la cooperación entre el Gobierno y las empresas de Internet estadounidenses, en medio de una creciente preocupación por los hackers. También es una muestra de beligerancia de EEUU, ya que esta misma semana está participando en reuniones de alto nivel en materia de ciberseguridad con los chinos en Washington, en las que cada bando acusa al otro de ciberespionaje.

Las autoridades americanas dicen que el esfuerzo de cooperación sigue en curso. Sin embargo, los resultados parecen haber sido de corta duración. Los hackers cambiaron rápidamente sus firmas de Internet y continuaron investigando a las empresas estadounidenses. “Parte del problema es que podemos cerrar una puerta y es bastante fácil para ellos para abrir otra”, declaró un funcionario de EEUU.

Las empresas que realizan un seguimiento a los hackers extranjeros aseguran que no han visto otros signos recientes de actividad por parte de los chinos. “El asunto está como de costumbre”, es la descripción que hizo de los niveles de piratería actuales Richard Bejtlich, director de seguridad de Mandiant Corp., una firma de investigación cibernética.

Entre los proveedores de Internet que recibieron las direcciones están incluidas las principales empresas de comunicaciones del país, según los funcionarios citados, que se negaron a identificarlos. La cooperación entre el Gobierno de EEUU y los proveedores de Internet ha sido durante mucho tiempo un tema delicado. Muchas empresas han tenido reparos al trabajar con Washington, ya que podrían ser vistas como agentes del Gobierno, lo que les crearía potenciales problemas jurídicos y de relaciones jurídicas y públicas.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor