Egipto III: el destino de Ramsés

Workspace

La saga de aventuras gráficas vuelve con un nuevo título que mantiene su afán de divertirnos a la vez que nos educa.

Y es que Egipto III sigue la estela marcada por otras aventuras de origen francés que pretenden tener un valor didáctico a la vez que lúdico. En esta ocasión tomaremos el papel de la sacerdotisa Maya, que deberá encontrar la forma de salvar al arquitecto del faraón Ramsés de una terrible maldición. Para ello habrá que resolver múltiples puzzles que irán desde la realización de rituales hasta la utilización de complejos mecanismos. La dificultad de los retos no es demasiado elevada y bastará con aplicar la lógica o las pistas de los diferentes personajes que encontremos.

La mayor parte de las conversaciones y acertijos versan sobre la mitología y la forma de vida del antiguo Egipto, con lo que poco a poco iremos aprendiendo detalles curiosos. Y la verdad es que, aunque pueda pensarse lo contrario, la historia que recrea el juego resulta interesante, si que su factor educativo suponga ningún problema. La mayor pega es que se hace corto, fundamentalmente por lo sencillo que resulta avanzar.

Técnicamente el juego apenas cambia respecto a sus predecesores. Se conservan los detallados escenarios (de los que tendremos una vista panorámica de 360 grados), pero sigue sin implementarse una animación de movimiento, por lo que iremos saltando de un escenario a otro.

Por lo demás, todo resulta bastante cuidado, sin grandes alardes técnicos, pero con un alto grado de detalle y fidelidad a los datos históricos. Adaptado totalmente al castellano, desde la voces hasta los datos de la enciclopedia, se sitúa como una aventura correcta, con un valor educativo adicional, pero sin aportar novedades significativas.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor