El imán como sustituto de Bluetooth

Movilidad

El imán está llamando la atención de los fabricantes como una alternativa a tecnologías inalámbricas de corto alcance.

Esta semana, una compañía estadounidense, Fonegear, ha comenzado a vender unos auriculares para teléfonos móviles que utilizan las propiedades del campo magnético. Estos auriculares, que tienen un precio de entre 60 y 80 dólares cada uno, son la primera ola de dispositivos electrónicos del mercado que utilizan una nueva generación de tecnología inalámbrica basada en el uso del imán. Los próximos productos se espera que sean routers que permitan a los equipos de música y televisores conectarse de forma inalámbrica con un ordenador personal para reproducir canciones o películas.

En el centro del nuevo interés, que se conoce como “inducción magnética”, está Aura, un fabricante de chips con nueve años de antigüedad y fundada por un grupo de graduados del Massachusetts Institute of Technology, que ha conseguido crear un chip para esta nueva tecnología inalámbrica.

Desarrollado a finales de los años 50, la inducción magnética nunca se utilizó en el campo comercial debido al gran tamaño del equipamiento que requería. Actualmente es utilizada de forma esporádica en Museos, en dispositivos para visitas guiadas que pueden sentir cuándo un visitante ha entrado en una galería.

El objetivo de Aura es hacer que la inducción magnética sea una nueva opción para los fabricantes que busquen eliminar los cables de los dispositivos de electrónica de consumo. Entre los métodos más populares actuales está Bluetooth, un estándar que crea un conexión inalámbrica de corto alcance, pero muy potente, entre dispositivos. Bluetooth ha sido adoptada por compañías de la talla de Microsoft y fabricantes de teléfonos móviles como Nokia.

Dan Cui, presidente de Aura, afirma que la inducción magnética ha comenzado a hacer mella, aunque pequeña, en la extensión de Bluetooth. Cui afirma que la compañía Fonegar evaluó Bluetooth y otras técnicas inalámbricas antes de escoger los chips de Aura.

La inducción magnética difiere de Bluetooth y de casi todas las técnicas inalámbricas ahora disponibles, la mayoría de las cuales utilizan señales de radio frecuencia, ráfagas de energía eléctrica que flotan en el aire como las olas en un estanque hasta que alcanzan una antena.

Los campos magnéticos también crean ondas, pero son una especie de burbuja que para de crecer después de cuatro pies, haciendo que sean más seguras que las ondas que se mueven continuamente en cualquier dirección.

Además, la inducción magnética consume muy poca energía comparada con otras técnicas que utilizan las señales de radio frecuencia como Bluetooth. Finalmente, otros detalles que diferencia ambas tecnologías es el tema de las interferencias. Las señales de radio frecuencia operan en un espectro asignado, creando condiciones en las que las señales pueden rebotar unas con otras, causando interferencias. Pero los campos magnéticos operan en un área del espectro que actualmente es raramente utilizado, y sólo para temas industriales, científicos o médicos, por lo que las interferencias no son un problema.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor