El largo camino de MySQL

Empresas

Con cerca de 100 millones de copias distribuidas, MySQL se ha convertido en objeto de disputa y la razón por la que la Comisión Europea ha detenido el acuerdo de compra entre Oracle y Sun.

SQL fue desarrollada en IBM por Andrew Richardson, Donald C. Messerly y Raymond F. Boyce a principios de los años ’70, según recogemos de Wikipedia. Esta primera versión, bautizada como SEQUEL estaba diseñada para manipular y recuperar datos almacenados en los productos de base de datos relacionales originales de IBM, System R. Finalmente IBM patentó esta versión de SQL unos cuantos años después, en 1985. El nombre de SEQUEL se cambió a SQL debido a que el primer nombre era la marca registrada de una compañía aérea con base en Reino Unido.

Los primeros sistemas de gestión de base de datos relacional (RDBMS por Relational Database Management System ) fueron RDMS, desarrollado por el MIT a primeros de los ’70, e Ingres, desarrollado en 1974 en la Universidad de Berkeley. Ingres implementó un lenguaje de búsquedas conocido como QUEL, que posteriormente fue sustituido por SQL.

A finales de los ’70 Relational Software, ahora conocida como Oracle Corporation, ve el potencial del concepto descrito por sus creadores y desarrolló su propio RDBMS basado en SQL con la intención de vendérselo a la marina de Estados Unidos, la Agencia de Inteligencia y otras agecias gubernamentales del Gobierno. En el verano de 1979 Relational Software lanzó al mercado la primera implementación comercialmente disponible de SQL, Oracle V2 para ordenadores VAX. El lanzamiento de Oracle casi coincidió por unas semanas con el de RDBMS de IBM, System/38.

Después de probar SQL para determinar la utilidad y uso práctico del sistema, IBM empezó a desarrollar productos comerciales basados en su prototipo System R, incluido System/38, SQL/DS y DB2, que estuvieron comercialmente disponibles en 1979, 1981 y 1983 respectivamente. En la actualidad el SQL es el estándar de facto de la inmensa mayoría de los sistemas de gestión de bases de datos comerciales y de otros proyectos de código abierto como MySQL.

MySQL fue concebida por la empresa de código abierto MySQL AB, que nació en Suecia en 1995 con el objetivo de crear un gestor de base de datos rápido y flexible que cumpliera con el estándar SQL. En enero de 2008 Sun Microsystemas anunció un acuerdo para la compra de MySQL AB por unos 1.000 millones de dólares, lo que le permitía adentrarse en el mercado de las bases de datos, valorado en aquel momento en 15.000 millones de dólares a escala mundial, además de convertir a la comapñía en el mayor contribuidor desde el mercado empresarial a la comunidad Open Source.

Hace unos de meses, Oracle anunciaba la compra de Sun Microsystems, pendiente aún de cerrarse, lo que lleva a una nueva era para MySQL, una nueva era que la mayoría no mira con buenos ojos.

A finales de abril de este año Sun Microsystems conseguía finalmente un comprador tras varios meses negociando con diversas compañías.

Aunque inicialmente fue IBM quien anunció su interés por Sun y parecía una operación segura,fue Oracle quien logró llevar a buen puerto las conversaciones y anunciaba la compra Sun Microsystems por 7.400 millones de dólares.

Desde entonces, muchas cosas han pasado, como que la Unión Europea paralizara la fusión de ambas compañías. Mientras que las autoridades antimonopolio estadounidenses aprobaron el acuerdo sin condiciones y no manifestaron públicamente ninguna preocupación sobre la base de datos MySQL, en Europa saltaba la alarma y la Comisión Europea detenía la compra afirmando que la combinación de la base de datos MySQL con los productos de bases de datos empresarial de Oracle tienen un potencial efecto negativo en la competición del mercado de bases de datos.

Oracle contratacó rapidamente pidiendo una rápida resolución y alegando que Sun Microsystems pierde 100 millones de dólares al mes ante rivales como HP e IBM por la incertidumbre del acuerdo. No ayudaban nada las declaraciones de Michael ‘Monty’ Widenius, fundador de MySQL, que en unas declaraciones confirmaba la tesis de Bruselas, e indicaba que el “mayor y más habitual rival de MySQL era Oracle”. “En cualquier contrato estábamos compitiendo contra Oracle”, aseguraba, lo que dejaba la apuerta abierta a lo que muchos todavía esperan, que Oracle se deshaga de MySQL.

Pero no parece ser esa la intención de Oracle que a mediados de este mes anunciaba una serie de medidas, un decálogo de compromisos con clientes, desarrolladores y usuarios de MySQL, que calmen los ánimos y convenzan a la Comisión Europea de sus sanas intenciones con respecto a una de las bases de datos más utilizadas actualmente.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor