El maremoto del Pacífico, nuevo método para estafar

Seguridad

La firma Eset ha advertido acerca de la aparición de estafas de correo electrónico (scams) que intentan recolectar dinero aprovechando el reciente desastre del Tsunami.

Los criminales normalmente se aprovechan de la preocupación de la gente por las victimas de tragedias enviando millones de mensajes de correo electrónico no solicitados pidiendo por ayuda financiera a depositar en una cuenta bancaria en particular, o a través de donaciones a sitios web enlazados desde el mensaje de correo electrónico.

Por ejemplo, tras los ataques del 11 de septiembre (Estados Unidos) y la crisis de rehenes en Beslan (Rusia), comenzaron a circular varias de estas estafas. Aunque la mayoría de estos mensajes son preparados para parecer legítimos, quienes quieran ayudar haciendo donaciones deben prestar atención a las siguientes recomendaciones:

-Si no está registrado para recibir pedidos de donaciones legítimas de alguna organización de caridad, en la mayoría de los casos los mensajes pidiendo por ayuda que vienen de esas organizaciones son falsos, dado que los organismos de caridad no suelen enviar mensajes no solicitados.

-No se engañe por las apariencias. Los mensajes pueden parecer legítimos copiando los gráficos y el lenguaje que podría utilizar la verdadera organización. Muchos incluyen trágicas historias de las víctimas del desastre.

-No haga clic en los enlaces. Los enlaces en los mensajes pueden parecer legítimos, pero muchas veces llevan a sitios especialmente preparados para parecerse a los originales.

Realizando donaciones reales:

-Mientras algunos mensajes pueden parecer genuinos, es muy difícil confirmar el origen de los mensajes y que la donación llegue a destino.

-Escriba la URL (dirección web) de una organización de caridad directamente en su navegador en lugar de hacer clic en un enlace de un mensaje de correo electrónico.

-Si accede directamente al sitio web de una organización de caridad, siga las instrucciones detalladas para enviar donaciones. Eso asegurará que los fondos lleguen a destino.

“Es un triste hecho que los criminales toman ventaja del sufrimiento ajeno para explotar la buena voluntad de la gente en su propio provecho. Queremos instar a la gente a hacer donaciones directamente a organizaciones de ayuda reconocidas para asegurarse que los fondos dados son usados correctamente”, dice Andrew Lee, CTO de Eset. “Además, sospeche de cualquier mensaje de correo electrónico que le llegue en las próximas semanas y diga tener imágenes de áreas de desastre en un archivo adjunto. En esos casos, lo más probable es que el archivo adjunto contenga un virus. Es siempre recomendable que los usuarios de Internet solamente habrán archivos adjuntos a mensajes que esperan recibir”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor