El nuevo caza de los Estados Unidos más vulnerable que nunca

EmpresasInnovación

El caza que formará en el futuro el 90% de la flota de aviones de combate de los Estados Unidos, parece que está teniendo unos pequeños problemillas. El presupuesto se está disparando, así que han decidido reducir costes y entre ellos los componentes que lo hacían más resistente al fuego antiaéreo.

El nombre de esta creación de Lockheed Martin para el gobierno de los Estados Unidos es Joint Strike Fighter, y parece que el programa para la creación de 2.400 aviones costará 388.000 millones de dólares.

Esto supone aumentar al doble los precios de producción y hasta un 40% los de investigación y desarrollo. Vamos, que les va a salir peor que cuando tienes que hacer una reforma en el piso.

Ante esta situación han decidido tomar medidas y recortar en 1,4 millones el precio de cada avión, eliminando componentes como válvulas de apagado para el refrigerante del motor y las líneas hidráulicas, además de sistemas para la supresión de fuego.

El resultado, además de reducir en 11 libras el peso de los aviones también los hace mucho más vulnerables al fuego enemigo, que unido a que sus habilidades para pasar “desapercibido” por los radares son mucho peores de lo que se dijo en un principio, hacen de este caza un sueño que se está convirtiendo poco a poco en pesadilla.

Sea como sea, desde Lockheed Martin aseguran que sigue siendo tan seguro y eficaz como se planeó, aunque las pruebas del ejercito parecen demostrar lo contrario. Yo les invito a realizar pruebas definitivas como la del tirachinas, o la de pasar por encima de ciertos campos donde sus “agradables” propietarios te “saludan” a perdigonazos cuando vuelas sobre ellos en Paramotor.— :Dani Burón

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor