El presidente de la CMT aboga por la integración de Auna y Ono

Movilidad

Carlos Bustelo apuesta por un proceso de concentración en el sector de las telecomunicaciones y, más concretamente, en el mercado de la telefonía fija.

El presidente de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), Carlos Bustelo, se ha mostrado “partidario” de las fusiones en el sector de las telecomunicaciones para crear operadoras alternativas “fuertes”, y ha abogado especialmente por la integración de las compañías de cable Auna y Ono, una operación que “no sería muy difícil”.

Bustelo ha declarado que tanto al Gobierno como al organismo que preside, les “encantaría” que Ono y Auna fusionaran sus actividades, al tiempo que ha recordado que ambas operadoras han realizado diversas adquisiciones en los últimos meses y “se han convertido en algo más grandes”.

En su opinión, la integración de las dos compañías de cable no sería “muy difícil”, dado que cada una está presente en regiones diferentes. “Cuanto más grandes y más fuertes son las operadoras alternativas, mejor es para hacer frente al incumbente. Todo lo que sea crear empresas fuertes es bueno”, insiste.

De este modo, Bustelo ha respaldado las opiniones expresadas desde el nuevo Gobierno, tanto por parte del ministro de Industria, José Montilla, como del secretario de Estado de Telecomunicaciones, Francisco Ros, sobre la necesidad de que se produzca un proceso de concentración en el sector de las telecomunicaciones y, más concretamente, en el mercado de la telefonía fija.

No obstante, ha rechazado la idea de que en el mercado español no haya sitio para las operadoras existentes, y ha apuntado que hay compañías pequeñas “que están ganándose bastante bien la vida” y operadoras regionales “que están funcionando bien”. En cualquier caso, el presidente ha remarcado que ni a la CMT ni el Gobierno les corresponde decidir lo que deben hacer las empresas.

Asimismo, Bustelo ha asegurado que las asociaciones de consumidores y usuarios “exageran un poco” en cuanto a los fraudes que puede provocar la nueva normativa sobre preasignación aprobada recientemente. A su juicio, es muy difícil “a partir de un fraude tomar normas de aplicación general”, a lo que se añade que “no se puede pensar que el usuario es un inútil que no toma ninguna medida”.

En cuanto a Xfera, la cuarta operadora UMTS, Bustelo ha señalado que ha comunicado al regulador que arrancará sus actividades en “uno de los primeros meses de 2005”, aunque matiza que el hecho de que hasta ahora no hubiera desvelado la fecha de inicio de sus operaciones “no es un problema formal ni normativo”, sino un contratiempo que afecta a la propia compañía.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor