El recurso de Microsoft a las sanciones de la UE se resolverá en un mes

Empresas

Los testimonios prestados en el proceso por Novell y otras empresas se tendrán en cuenta pese a que han retirado sus denuncias.

El presidente del Tribunal Europeo de Primera Instancia, Bo Vesterdorf, cerró la vista celebrada ayer en Luxemburgo anunciando que espera emitir entre el 18 y el 20 de diciembre una decisión definitiva sobre el recurso de Microsoft a las sanciones impuestas por la Comisión Europea. Ambas partes acordaron en el acto de ayer que los testimonios prestados en el proceso por Novell y otras empresas se tendrán en cuenta pese a que han retirado sus denuncias tras alcanzar acuerdos con el gigante del software.

La reunión de ayer en el tribunal de apelaciones tenía como objeto determinar cómo afectaba al proceso la retirada de varios de los demandantes. Dos de ellos, Novell y la Asociación de la Industria Informática y de las Comunicaciones (CCIA, en sus siglas en inglés), comunicaron recientemente que abandonaban el juicio tras suscribir acuerdos con Microsoft por los que esta compañía les pagará importantes sumas de dinero.

Del encuentro de Luxemburgo salió un acuerdo por el que los testimonios prestados por ambas compañías durante el proceso no debían ser retirados. “Todas las partes presentes han acordado, como Microsoft siempre ha mantenido, que las declaraciones de Novell y la CCIA deben permanecer”, declaraba Tom Brooks, portavoz de la compañía de Gates, al finalizar la vista. “Estamos muy contentos de que todo el mundo parezca estar de acuerdo en que lo se ha dicho no se puede borrar”, ha afirmado por su parte Richard Wainright, uno de los abogados que representan a la Comisión Europea.

La Comisión Europea declaró en marzo que Microsoft había violado las leyes antimonopolio de la UE y multó a la compañía con 497 millones de euros. Además Bruselas obliga a Microsoft a proporcionar una versión de su sistema operativo Windows sin su programa para la reproducción de contenidos multimedia, el Media Player, además de exigir que la empresa comparta con sus competidores en el mercado de servidores la información necesaria sobre los protocolos.

Microsoft señala que estas medidas le causarán un daño irreparable, mientras que la Comisión exige su cumplimiento pues de demorarse entiende que no tendrán sentido, ya que con el paso de los meses el mercado seguirá evolucionando. El recurso de la empresa informática ante los tribunales europeos debe ser resuelto por el juez Vesterdorf, que puede suspender todas o alguna de las sanciones.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor