El ritmo de innovación TI puede duplicarse en 10 años

Empresas

La educación informática y el bloque Universidad-empresa privada configuran los pilares de la estrategia de Microsoft, junto con la inteligencia artificial e Internet.

El ritmo de innovación de la informática podría duplicar en la próxima década el de los últimos 10 años, con la fragua de proyectos de inteligencia artificial, mientras que los ordenadores aumentarán su conexión a Internet en todas partes, según la consejera delegada de Microsoft España, Rosa García. La responsable de Microsoft en España pronosticó una informática “mucho más cercana a la gente” e instó a una mayor colaboración universidad-empresa en investigación y más apoyo a la educación.

García habló de “sueños” que confiaba que se llevaran a la realidad, como el de un ordenador que realizara las funciones de una “secretaria” a partir de un mensaje de voz, o relojes y despertadores inteligentes, para poder dormir más tiempo.

“La comprensión de la voz por ordenador está siendo mucho más complicado de lo pensado inicialmente, pero es posible que en el futuro las máquinas puedan actuar de inmediato ante un mensaje oral”, explicó la directiva.

Por otra parte, García se refirió a la situación de la investigación y subrayó que Estados Unidos atrae a gran parte de los científicos españoles, que encuentran allí mayores oportunidades y apoyo, al menos al inicio de un proyecto, y además dispone de un importante sistema de patentes del que se benefician tanto los investigadores como las universidades. En este sentido, Rosa García recalca que “Microsoft da prioridad en estos momentos a la inversión en TI en pequeñas empresas”, como cafés o tiendas, tras recordar que sólo el 25 por ciento de los negocios de menor tamaño ha innovado algo en los últimos 12 meses.

Entre sus grandes apuestas, según García, figuran la educación informática, y a continuación, el bloque universidad-empresa privada o “círculo virtuoso”, de cuyos beneficios son muy conscientes los chinos pero “lamentablemente” no tanto los europeos. Del mismo modo, García insta a dejar aparte debates del tipo cuántos ordenadores por alumno y pide profundizar en contenidos, con maestros preparados, innovadores, e interesados en informática, como “profesores socráticos”, manifiesta, “capaces de transmitir conocimiento”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor