eLEGs: levántate y anda

Empresas

Arthur C. Clarke afirmó una vez que cualquier tecnología lo suficientemente avanzada sería prácticamente indistinguible de la magia.

Más castizamente no pasa un día en que no tengamos razones de sobra para recordar que “las ciencias avanzan que es una barbaridad”, versión más políticamente correcta que aquello de “lo que inventa el hombre blanco”.

La cuestión es que llega un momento en que podemos dejar de maravillarnos, por lo cotidiano, de pequeños milagros como que una chica que sufre parálisis en sus piernas pueda caminar gracias a un exoesqueleto llamado eLEGs. ¿Deseas saber más?

Amanda Boxtel sufrió hace 18 años un accidente de ski que le dejó como secuela una parálisis de las piernas  a consecuencia de una lesión medular. Incapacitada para caminar, acaba de dar sus primeros pasos gracias a eLEGs, que como su nombre indica son unas piernas electrónicas.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=WcM0ruq28dc[/youtube]

Fruto del esfuerzo investigador de Berkeley Bionics, empresa californiana creadora de este exoesqueleto que, a diferencia de otros, no está orientado a aumentar las capacidades de transporte de los soldados en el frente de combate, sino a devolver la capacidad de movimiento a personas aquejadas de problemas severos de movilidad.

Cuatro motores se encargan de las articulaciones de rodilla y cadera y son controladas por una unidad central que se lleva a modo de mochila, donde van albergadas también las baterías de litio-cobalto que los alimentan. El sistema es capaz de soportar el peso del individuo que las lleva pero el equilibrio depende de este, que debe ayudarse con unas muletas para controlarlo.

Ahora la empresa creadora de estas piernas robóticas está trabajando en reducir su peso y tamaño, así como el de las baterías que le proporcionan energía de forma que en un futuro próximo puedan llevarse por debajo de la ropa. Igualmente anuncian que el año próximo comenzarán las pruebas clínicas con las eLEGs, estimando su costo en una cantidad equivalente al de una silla de ruedas de altísima gama, en torno a $100.000. ─Antonio Rentero [Berkeley Bionics]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor