¿Es Apple Watch el empujón definitivo al mercado de los smartwatches?

Empresas

La llegada de Apple al mundo de los smartwatches podría hacer que por fin el mercado arranque, aunque a priori su producto no ofrece nada nuevo.

Cuesta creerlo. Tras varios meses, incluso años, hablando del iWatch, por fin es una realidad. El pasado martes Apple presentó su smartwatch, el primer producto realmente nuevo de la compañía desde que llegó el iPad en 2010, y del que se esperan muchas cosas, empezando por lograr hacer arrancar un mercado que no parece estar logrando el favor de los consumidores. Y no, al final no se llama iWatch, sino Apple Watch, pero si hasta a Tim Cook se le escapa el nombre más popular, ¿quiénes somos nosotros para dejar de decirlo?

La keynote de Apple, en realidad, no desveló muchas incógnitas. Se sabe que el reloj inteligente se pondrá a la venta a principios de 2015, se ha visto que su diseño es a priori más atractivo que el de los competidores, al contrario que su precio, mucho más elevado. Pero no ocurrió lo que muchos esperaban que ocurriera, que la firma de Cupertino diese por fin una respuesta a la gran pregunta que lastra las ventas de los smartwatches: ¿por qué voy a gastar tanto dinero en algo que no está claro para qué sirve?

Porque, a pesar de todo el hype, Apple tampoco supo contestar a eso. El Apple Watch no hace nada que no hagan los otros smartwatches y, sobre todo, nada que no se pueda hacer ya con un smartphone, pero los de Cupertino tienen un plan: dejarlo todo en manos de los desarrolladores. Tienen su Watchkit, el kit de desarrollo para el reloj, y su imaginación. Alguien dará con esa app que lo cambie todo, con el uso que todo el mundo estaba esperando. Mientras tanto, toca esperar.

A favor de Apple y como esperanza la mundo de los smartwatches se puede recordar que la presentación del iPad no dejó a la gente con buen sabor de boca. Muy pocos vieron que se trataría de un producto revolucionario, porque muy pocos fueron capaces de ver todos sus usos: ereader, mini-pantalla para ver la televisión, herramienta de trabajo mucho más portátil que un, ejem, portátil, etc. Quizá el caso de los smartwatches sea el mismo. Nos falta visión.

¿Llega Apple demasiado tarde?

¿Para qué decir que no? Ya hay smartwatches de las principales tecnológicas desde hace más de un año y el Apple Watch no verá la luz hasta principios de 2015. Llegan tarde, pero han tenido suerte. Nadie ha conquistado el mercado de los smartwatches, porque nadie ha logrado presentarlos de forma suficientemente atractiva para el consumidor. Quizá ahora empiece el juego real: tanto Google como Apple están dentro, lo que de una forma legitima el producto y motiva a todos a tomarse el mercado en serio.

Muchos apuntan ya a una guerra de plataformas como la que vimos en el mundo de los smartphones, un Google contra Apple, y lo cierto es que la situación es a priori similar. Apple ofrece un soporte más limitado, un diseño único que ayuda a que las apps queden siempre bien; mientras que los smartwatches con Android Wear llegan en todas las formas y tamaños, lo que podría dificultar el desarrollo de apps. Pero, como demostró la experiencia de los smartphones, eso no fue nunca un problema real.

Queda por ver si la llegada de Apple al terreno de juego es suficiente para que los desarrolladores por fin se animen a crear apps a mejor ritmo. Es decir, ¿confiarán en que al estar tanto Google como Apple el público acabará por llegar? ¿o esperarán a ver si los consumidores se animan a comprar los smartwatches para ponerse a desarrollar más en serio? (pero ¿quién va a comprar un smartwatch si no hay apps que hagan que valga la pena?).

De fondo está el tema estético y de costumbre. Casi todo el mundo llevaba reloj de pulsera, pero la llegada de los teléfonos móviles hizo que cada vez más personas confiasen la hora al dispositivo, olvidando el reloj en casa. Si se pasó de lo usable a lo poco práctico (está claro que es más cómodo mirar la hora en la muñeca que tener que buscar el teléfono), ¿estamos preparados para volver a esa usabilidad si no se nos ofrecen muchos extras a lo que ya tiene el smartphone? Los meses -o los años -darán la respuesta.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor