¿Es un edificio? ¿es una fábrica? ¿es un Transformer? ¿es todo ello?

Empresas

Parece que en China están empeñados en el tema de las revoluciones, y si en los años 60 tocó la Revolución Cultural, ahora podría ser el turno de la Tecnológica. La gran mayoría de lo que consume medio mundo ha sido fabricado allí y fábricas como Foxxcon albergan dispositivos que están en la vanguardia de sus respectivos nichos (léase iPhone y compañía). Ahora esos avances parecen haber llegado a los propios edificios, como es el caso de esta fábrica de automóviles del gigante industrial Zoomlion cuya fachada es capaz de alterar su configuración como si de un pariente de Optimus Prime se tratase.

Acero y cristal que cambian su forma y con ello el aspecto externo de este enorme edificio gracias a gigantescas alas montadas sobre estructuras que se mueven por obra y gracia de mecanismos hidráulicos.

Con la intención de asemejarse a las alas de mariposas y águilas, símbolo de la fragilidad y el liderazgo respectivamente, en la cultura china, en Zoomlion han optado por ofrecer este espectacular aspecto a lo que en otro lugar, en otro tiempo, sería un aburrido e impersonal edificio gigantesco donde confinar la producción fabril. Una vez plegadas, esas a modo de alas ceden su protagonismo para que la construcción semeje una rana nadando, símbolo chino de la prosperidad.

La fachada robótica se diseñó empleando modelado paramétrico, que alcanza la perfección en el ajuste del modelo mediante el análisis estadístico de datos y ecuaciones matemáticas para adaptarse a lo que en otras circunstancias requeriría enfrentarse a situaciones de difícil asimilación mecánica. Casi ná. ─[Inhabitat]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor