España es el séptimo país con más robots industriales instalados

Empresas

Entre las aplicaciones más novedosas de la robótica, la Fundación Cotec destaca algunos desarrollos para ayudar en el cuidado de las personas discapacitadas mayores.

España presentaba ya en 2004 22.000 robots instalados en la industria automotriz, textil y química, lo que ubica al país en el séptimo lugar entre los países más avanzados en la implementación de esta tecnología que promueve procesos más productivos a menor coste, según datos ofrecidos por la Fundación Cotec para la Innovación tecnológica.

De hecho, con la intención de promover las aplicaciones robóticas en distintas actividades productivas y de servicios, Cotec ha dado a conocer en un comunicado los resultados de un estudio realizado por la Federación Internacional de Robótica (IRF, según sus siglas en inglés) que evalúan la utilización de la robótica y la automatización en distintos países del mundo.

Según este estudio, “en 2004 la población de robots industriales en el mundo era de cerca de 850.000 robots, de los cuales el 42 por ciento se encontraba en Japón”. De ese total, 22.000 están en el sector industrial español, principalmente “en actividades como la industria automotriz, química, textil y de transformaciones metálicas”.

En base a estos resultados, la Cotec ha recomendado la aplicación de esta tecnología a “sectores productivos como la construcción, alimentación, agricultura, y de servicios como la medicina o la asistencia a personas mayores o discapacitadas”, asegurando que garantizan una mejora en la productividad, mayor flexibilidad -porque se adaptan a la fabricación de una familia de productos-, control de calidad y seguridad laboral.

Entre las aplicaciones más novedosas de la robótica, la fundación destaca “algunos desarrollos para ayudar en el cuidado de las personas discapacitadas mayores, como por ejemplo una silla de ruedas servocontrolada desde un computador que incluye un brazo muy ligero, capaz de proporcionar al usuario una gran movilidad a la vez que le permite realizar tareas como abrir la puerta o lavarse los dientes”.

Otro ejemplo avanzado son los robots “escaladores” que “no solamente se mueven conjuntamente con la silla de ruedas, sino que también pueden moverse de manera independiente por el entorno doméstico, escalando paredes y obstáculos, de forma que puede hacer recados para el usuario como traerle un libro o las gafas”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor