Estados Unidos crea un laboratorio de desarrollo para acabar con la pobreza

EmpresasRegulaciónStartups
Global Development Lab

La Agencia para el Desarrollo Internacional de Estados Unidos compara el lanzamiento del laboratorio, al que financiarán con 1.000 millones de dólares al año, con la creación de Darpa.

No solo las concursantes de Miss Mundo quieren acabar con la pobreza en el mundo. Estados Unidos, también. Y tienen un ambicioso proyecto entre manos: un Laboratorio de Desarrollo Global, idea propuesta por la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAid), en el que se juntarían científicos, universidades, empresas privadas y ONGs, para crear y probar ideas que ayuden a acabar con la pobreza. ¿El presupuesto? Mil millones de dólares al año.

Muchos han comparado la iniciativa con una especie de incubadora de startups, en este caso de ideas, que buscan ofrecer soluciones para luchar contra la pobreza; y desde USAid no han dudado en comparar el impacto que podría tener el Laboratorio con el que tuvo DARPA, la agencia militar estadounidense considerada una de las responsables del desarrollo de Internet.

Las críticas, no obstante, no han tardado en llegar. Entre los partners del Laboratorio habrá grandes multinacionales, desde Intel y Microsoft, hasta Walmart y Coca-Cola, responsables en parte de hacer posible que proyecto pueda alcanzar una escala global. El problema es que es difícil de creer que el puro altruísmo sea el que guíe a compañías de este calibre. Según Christine Haigh, portavoz del World Development Movement, aseguró en declaraciones para The Guardian que el proyecto “promueve los intereses de corporaciones como Cargill Unilever y WalMart, bajo el disfraz de luchar contra la pobreza”, contribuyendo así a crear “una mayor desigualdad global”.

Desde USAid se defienden explicando que cuentan también con partners como Save the Children, el Smithsonian Institute o el MIT; y que lo único que buscan es lograr poder dar con soluciones como el Pratt Pouch, un paquete de antiretrrovirales contra el sida, similar a un sobre de ketchup y que cuesta solo 2 céntimos de dólar, algo que podría ayudar a “mejorar la vida de 200 millones de personas en cinco años”.

El Laboratorio de Desarrollo Global se centrará principalmente en cinco áreas: seguridad alimentaria y nutrición, supervivencia de madre y niño en nacimientos, acceso a la energía y a soluciones sostenibles para el agua, alfabetización infantil y tecnologías conectadas.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor