Estanterías de fibra de carbono, el nuevo objeto de deseo

Empresas

Lo hemos visto en aviación, automoción, cámaras fotográficas, bicicletas de competición… pero faltaba que el mundo de la decoración emplease también un material tan exclusivo como la fibra de carbono para aunar diseño, ligereza y resistencia. Pureza de líneas y elegancia es lo que podrás encontrar en esta estantería, siendo capaz de aguantar esos libracos que devoras o las pesadas esculturas de bronce que se empeña en regalarte tu tía Micaela.

Acaba de ganar un importante premio que reconoce la excelencia en esta parcela tan espcífica: el diseño en fibra de carbono. Ideal para colocar los voluminosos tomos del manual de usuario de algún avión espía realizado en ese mismo material.

Una de las características más singulares y espectaculares de esta piezas de mobiliario es que a pesar de la delgadez de sus baldas y de que no presentan apoyo en la parte exterior, puedes cargarlas con todo el peso que quieras que no se doblarán lo más mínimo.

Por si eso fuese poco lo mejor llega el día que toca mudanza. Puedes cargarlas tú solo sin miedo alguno a jorobarte la espalda gracias a que la fibra de carbono es extremadamente ligera.

No hace falta que a estas alturas te digamos que el capricho decorativo no sale precisamente barato. ─[Davide Anzalone vía FastCo Design]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor