Europa prepara una acción represiva contra Google

EmpresasSeguridad
Google privacy

Las autoridades europeas encargadas de velar por la privacidad de los datos prometen llevar a cabo una ofensiva coordinada contra Google antes de verano por su política de privacidad.

El año pasado Google consolidó 60 políticas de privacidad en una sola que permitía a la compañía  combinar los datos de los usuarios en varios servicios, como Gmail, YouTube y Google+. Es una estrategia muy útil cuando se trata de vender publicidad pero que alertó a los organismos que regulan la privacidad en Europa, que el pasado mes de octubre pidieron a Google que diera a los usuarios más control sobre sus datos.

Sin llegar a decir que estaba actuando de manera ilegal, los reguladores publicaron una lista de recomendaciones que Google debería de seguir, incluida una explicación a los usuarios de cómo se está utilizando su información personal y como se recopila de los diferentes servicios. También se pedía a la compañía que incluyera lo que se conoce como ‘opt-out‘, que es la opción que se incluye en la suscripción a algún servicio para no ser incluido en una lista.

Liderados por la francesa CNIL, los reguladores europeos dieron a Google un plazo de tres a cuatro meses para hacer cambios en su política de privacidad… y los cuatro meses han terminado. En un comunicado CNIL dice que Google no ha cumplido y que debe enfrentarse a acciones adicionales.

De forma que los reguladores de privacidad europeos, conocidos como el grupo Artículo 29, han propuesto una ofensiva coordinada antes de verano contra Google, una propuesta que se votará a finales de febrero.

Los líderes de las comisiones sobre la privacidad aseguran que esperan crear un ejemplo global para el tratamiento de los datos personales, y para ello no sólo han investigado a Google sino a otra de las grandes, Facebook.

Por el momento no se sabe qué tipo de acción coordinada se realizará contra Google, pero desde CNIL aseguran estar preparados para imponer multas, recoge The Wall Street Journal. Las sanciones por la violación de las directivas de protección de datos varían de un país a otro; en Francia pueden alcanzar los 300.000 euros por infracciones repetidas.

Por otra parte recordamos que la Comisión Europea está en proceso de reformar las directrices de privacidad europeas para que hay una homogeneización entre todos los estados miembros y que recoge la posibilidad de imponer multas a las empresas de un millón de euros o el 2% de su volumen de negocio a nivel mundial. Como parte de esta reforma, los usuarios de internet deberían ser capaces de ejercitar lo que se ha denominado “derecho al olvido”, pidiendo a las compañías que borren cualquier dato personal cuando le sea solicitado.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor