Europa, el hogar de las telecomunicaciones móviles

Movilidad

Grandes compañías del sector realizan recomendaciones a las
instituciones europeas con el fin de potenciar este mercado.

Que las telecomunicaciones ha movido la economía de las Tecnologías de

la Información en los últimos tiempos no se le escapa a nadie. La

desregulación del mercado y la privatización de los monopolios fue el

inicio de un gran movimiento de capital que, con mayor o menor fortuna,

ha condicionado una parte importante del gasto ciudadano.

Las

conexiones a Internet, las nuevas capacidades en telefonía con la

llegada de los nuevos operadores y, sobre todo, la telefonía móvil han

dirigido el rumbo de la economía tecnológica. El alto grado de

penetración de la telefonía móvil la convierte en la piedra angular de

las telecomunicaciones de cara al futuro.

Es por ellos que las

compañías de telecomunicaciones, conscientes de este hecho, crearan en

su momento un grupo de asesoramiento y estudio del mercado, ha emitido

unas recomendaciones a las altas instancias de la Unión Europea para

continuar positivamente aprovechando el mercado.

Por otro lado,

somos conscientes de la indefensión de los usuarios a la hora de

reclamar por los abusos que puedan cometer operadores y fabricantes.

Aunque la Unión Europea se ha mostrado efectiva a la hora de desregular,

los procesos sancionadores correctivos se han mostrado inefectivos para

salvaguardar la competitividad (aunque hace un par de días se amonestará

al Gobierno de España concluyentemente por su actitud que obstaculiza la

competitividad).

Es tiempo de que la Unión Europea garantice una

telefonía móvil de tercera generación que satisfaga por igual a empresas

y usuarios, y nadie se lleve la parte del león a su terreno.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor