Los exitosos exits de Wuaki.tv y Blink

Empresas
1 1

La incertidumbre es uno de los elementos con los que tienes que convivir si vendes tu startup. La confianza, lo que debes transmitir a empleados y clientes.

En el mundo de las startups cuando se habla de ‘exit’ se quiere decir ‘venta’. La mejor salida parece ser por la puerta grande. Muchos emprendedores crean empresas -y muchos inversores participan en ellas- con el fin último de venderlas y ganar dinero. Es el momento crucial en el que muchas startups abandonan su forma de startups y pasan a convertirse en filiales independientes, en el mejor de los casos, o a fusionar sus partículas con las empresas compradoras, en el peor.

No hay consejos infalibles para afrontar un exit, aunque sí algunos muy útiles. Por ejemplo, el de disponer de una contabilidad clara y bien estructurada y tener bien atados los temas legales para facilitar una posible operación. Esto, que parece bastante lógico, requiere de anticipación y previsión y una mentalidad a medio/largo plazo de los fundadores.

En FICOD dos startups que han sido adquiridas por compañías más grandes no hace demasiado han hablado de sus experiencias y compartido enseñanzas para todos los emprendedores y trabajadores de startups que tengan que hacer frente a esta situación. A Wuaki.tv y a Blink les han acompañado en su exposición Axon, inversora de la plataforma de streaming, y Groupon, compradora de esta aplicación de reservas de hoteles.

Blink era una pequeña startup que pasó de tener un modesto espacio en un vivero a las afueras de Madrid, y seis personas de plantilla, a contar con una oficina en la céntrica plaza de Callao, albergando a 25 trabajadores, y otra en Londres. La compañía consiguió en poco tiempo atraer a inversores fuertes, como Kibo Ventures o el fundador de LastMinute. Eso, su llegada a ocho países en solo un año y el hecho de que se tratara de un negocio interesante para diversificarse, fueron los elementos que conquistaron a Groupon, quien la compró (oficialmente) en septiembre del año pasado, dos años después de su creación.

“Fue la primera adquisición de una firma que hasta la fecha solo se centraba en startups norteamericanas. Pero lo valían, por su liderazgo fuerte y presencia internacional”, comenta el vicepresidente de Groupon para el sur de Europa, Giulio Limongelli.

“En nuestro caso fue todo muy fácil. Hicimos el rebranding (Blink by Groupon)y todos los procesos en los meses de verano. Hay gente que hace lo mismo que antes y otros que ahora se dedican a cosas de Groupon. Ahora estamos integrados en sus oficinas”, señala Julia Abarca, Project Manager EMEA de Groupon Travel, la división donde se engloba Blink. “En un exit lo primero que tienes que asumir es la incertidumbre, nos hacemos preguntas constantemente, pero eso se soluciona con la transparencia que te den los compradores”, añade.

keep-calm

Mantener la calma ante una venta

Es en estas situaciones donde un líder debe mostrar de qué pasta está hecho y transmitir calma y confianza. “El día a día de un exit te genera muchas dudas. Sobre todo si tienes cierta edad y cargas familiares. Pero tienes que evitar transmitírselas a los empleados y al resto de la gente. Si te muestras dubitativo y temeroso, no puedes fichar talentos. El CEO debe aparentar seguridad”, afirma Jacinto Roca, fundador y CEO de Wuaki.tv.

¿Cómo fue la compra de Wuaki.tv por parte de Rakuten? “En 2012 Rakuten estaba haciéndose con los terceros sitios de ecommerce de cada país para competir con Amazon. También querían una plataforma de vídeo y ahí es donde entramos nosotros”, señala Roca, un emprendedor que antes de fundar la compañía trabajó durante 5 años en un fondo de capital riesgo especializado en tecnología.

Para Alfonso León, socio de Axon Partners, el interés que tuvo la nipona por Wuaki es muy entendible. “Cuando invertí en Wuaki.tv todo el mundo me dijo que estaba loco, pero estaba convencido de que iba a tener éxito. Estaban en el sitio adecuado, Wuaki se situaba en un vertical que lo iba a hacer en algún momento, porque en EE.UU estaba Netflix”, apostilla. León explica que el exit de Rakuten le pareció “muy bajo”, pero aclara que “las empresas las venden los emprendedores porque son quiénes las conocen, no las vendemos nosotros”.

Uno de los temores más comunes en el caso de un exit, una vez aclarado que la startup seguirá operando como un órgano autónomo dentro de la empresa compradora, es el de la pérdida de creatividad y de flexibilidad, elementos inherentes en muchas ocasiones a las empresas con estructuras ligeras.

En este sentido, el responsable de Wuaki ha explicado que eso no les está ocurriendo con Rakuten. “El CEO, Miki, se ha formado en USA y eso marca. Sabe cómo funciona el negocio de las startups en Silicon Valley. Son líderes en Japón, pero conscientes de que eso no basta para el mercado global. Ha obligado a todos sus empleados a aprender inglés enlos últimos tres años. Es una suerte porque tiene la mente abierta”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor