Fortaleza en almacenamiento de la mano de Kingston

Workspace

El fabricante de memoria ha anunciado el lanzamiento de una nueva línea de dispositivos flash USB 2.0 a prueba de agua que ofrecen encriptación de hardware para salvaguardar datos críticos.

DataTraveler Secure se incorpora a la familia DataTraveler de Kingston. Capaz de soportar condiciones de funcionamiento extremas, el nuevo DataTraveler Secure se presenta en una carcasa de acero inoxidable revestida de titanio a prueba de agua cumpliendo con el estándar 60529 IPX8 de la Comisión Internacional Electrotécnica, de protección frente a daños producidos por el agua a profundidades de hasta 4 pies (1,219 metros).

El control de acceso y la protección de datos se ofrecen mediante las capacidades de encriptación de hardware de 256-bit Advanced Encryption Standard (AES) que permite encriptar y desencriptar la información por usuarios autorizados sin necesidad de software especial. Con una velocidad de lectura de 24 MB/seg y de escritura de 10 MB/seg, los dispositivos DataTraveler Secure se encuentran disponibles en capacidades de hasta 4 GB.

Diseñado para proteger datos sensibles de sistemas Windows, DataTraveler Secure se presenta con el software MyDataZone que permite a los usuarios aplicar controles mediante contraseña para el acceso a áreas privadas de almacenamiento de datos del dispositivo USB. Si se extravía o se roba, esta encriptación avanzada sigue protegiendo los datos en la zona de privacidad del dispositivo. Para facilitar el uso y personalización, DataTraveler Secure incluye el software MyTraveler que ayuda a los usuarios a gestionar contenidos, establecer preferencias de idiomas y sincronizar los archivos con dispositivos host.

Se comercializa en cuatro modelos de distintas capacidades y precios. El más barato es de 512 MB y cuesta 36 euros, mientras que el más caro es de 4 GB y cuesta 217 euros.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor