Francia jubila a Minitel, el abuelo de Internet

Empresas

Minitel

Corría el año 1981 cuando France Telecom inició la venta de unos dispositivos consistentes en un pequeño monitor com una tapa que al abrirse resultaba ser un teclado. Se llamaba Minitel y servía para establecer conexiones entre terminales. Mediante la marcación de códigos consistentes en letras y numeros los usuarios podían intercambiar mensajes electrónicos, consultar información, reservar viajes y Acceder a contenidos eróticos. Anoche, a las 23:59, Minitel cesó sus servicios (sí, seguía en funcionamiento) después de haber dado servicio a más de 25 millones de usuarios durante 30 años.

Ciudadanos y empresas franceses accedían hace tres décadas a una suerte de primitiva Internet que pese a sus limitaciones y precios (se pagaban por minuto de conexión vía telefónica y no siempre a los mismos precios que una llamada local) gozó de gran popularidad e incluso cuando se generalizó y abarató la conexión a Internet no cayó en desuso.

El acceso se realizaba directamente desde el terminal al servidor central donde estaba almacenada la información que se buscaba aunque también se podían establecer conexiones punto a punto. El modelo francés se replicó en oros países aunque sin tan nutrido éxito. Reino Unido y Alemania conocieron sus propias versiones (no se podía conectar con servidores extranjeros) e incluso en España tuvimos nuestra propia versión, Ibertex, que al menos quien esto escribe sí llegó a emplear y quién sabe si algún día el terminal que guardo en el trastero llegará a tener valor como reliquia tecnológica y podré por fin comprar mi propia isla.

En Francia ayer mismo, último día de existencia del servicio activo de Minitel, aún funcionaban 600.000 terminales y hace dos años llegó a facturar 30 millones de euros. ─ [Connexion France]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor