El fundador de Instagram, un amante de la imagen… y el sonido

Empresas

Kevin Systrom, fundador y CEO de la start-up comprada por Facebook, vuelve a retomar su afición como DJ.

Cuando uno crea una start-up y tras un año de duro trabajo consigue venderla por 1.000 millones de dólares quizá sea el momento de tomarse las cosas con más calma y volver a cultivar viejas aficiones, aparcadas por la falta de tiempo.

Es lo que ha hecho Kevin Systrom, el co-fundador de Instagram (y poseedor de un 40% de la firma hasta el cierre de la operación con Facebook). Systrom no es solo un virtuoso del emprendimiento, un aficionado a la fotografía y un amante del software. También es un apasionado de la música. El sábado adoptó su viejo alias de ‘DJ Systromatic’ y se puso a los platos del club nocturno Rain en el Hotel Palm de Las Vegas.

Y parece que Systrom no estuvo solo. Una treintena de sus nuevos compañeros en Facebook (el responsable de Instagram y su equipo de 14 personas se habrían mudado a las oficinas centrales de Menlo Park hace un par de semanas) se dejaron caer por allí, según informa TMZ. El emprendedor había enviado invitaciones a cientos de personalidades de la industria tecnológica en San Francisco, y parece que también se vio en el evento a otras caras conocidas del mundillo.

En sus tiempos mozos como estudiante de ingeniería en la Universidad de Stanford, el creador de Instagram trabajó en una tienda de discos y ya hizo sus pinitos como pinchadiscos, según han contado sus amigos cercanos a All Things Digital.

¿Creará algún día Systrom una start-up musical que tenga el mismo éxito que Instagram? ¿Estaremos enganchados en unos años a una aplicación que nos permita grabar fragmentos de voz,  ecualizarlos y compartirlos con nuestros contactos?

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor