GM y BMW lideran las inversiones en startups automovilísticas

Empresas

Conducción autónoma, servicios para compartir vehículo y tecnologías de conectividad y cartografía, las áreas preferidas por los grandes fabricantes de coches.

La inversión de los fabricantes de automóviles en startups del sector automovilístico es un fenómeno creciente. Las startups automovilísticas se encaminan a niveles récord, tanto en rondas como en capital levantado, ya que inversores de todo tipo van a la caza de oportunidades en el sector, empezando por los brazos de capital riesgo de GM, BMW y Volvo, entre otras.

El último informe de CB Insights sobre el sector muestra cómo las compañías de automoción tradicionales están respondiendo a la presión derivada del auge de los vehículos eléctricos, la automatización de la conducción y las soluciones de movilidad alternativos como el ridesharing. Y lo están haciendo con inversiones y adquisiciones a través de estos campos, asociandose cada vez más con empresas de alta tecnología y startups.

Desde 2011 se han creado una docena de brazos inversores de los fabricantes: GM Ventures, BMW Group Ventures, BMW i, Volvo Group Venture Capital, Audi Electronics Venture, SAIC Capital, BAIC Motor y las divisiones de Daimler, Volkswagen, Porsche, Ford, Toyota y el grupo PSA.

Tanto GM como BMW, Volvo, SAIC y Audi tienen divisiones de capital riesgo diferenciadas, mientras que las otras corporaciones están invirtiendo directamente. Varias marcas subsidiarias del grupo Volkswagen, como Porsche y Audi, realizan inversiones independientes. En el caso de Daimler, su actividad a su filial de movilidad, Moovel.

Del informe de CB Insights se desprende que GM es la compañía más activa: ha invertido o comprado más de 15 startups desde 2011, ya sea directamente o a través de su brazo inversor, GM Ventures. A principios de este año, GM invirtió 500 millones de dólares en Lyft, ha comprado activos de SideCar y adquirido Cruise Automation por más de 1.000 millones de dólares. BMW, con un total de 14 inversiones y compras, también tiene mucha presencia en este mercado.

Más reciente es la incorporación de Ford, que en los últimos cuatro meses ha dado a conocer un par de adquisiciones: SAIPS y Chariot, y ha participado en las rondas de Civil Maps y Pivotal. Otro recién llegado es SAIC Capital, el brazo de capital de riesgo de uno de los fabricantes de automóviles más grandes de China, que ya ha invertido en al menos cinco empresas diferentes desde julio de 2015: desde los servicios de mecánica bajo demanda (YourMechanic) a las comunicaciones (Savari).

Casi todos los fabricantes de automóviles están tratando de conseguir presencia en el vertical de los servicios para compartir vehículo. Toyota y Volkswagen han tomado participaciones minoritarias en Uber y Gett, respectivamente; Volvo también ha cerrado una asociación independiente con Uber, y Moovel -filial de Daimler- ha comprado de una participación mayoritaria en Hailo para aumentar sus inversiones en Blacklane y myTaxi.

Las inversiones en conducción autónoma también están al alza. Los fabricantes de equipos se han centrado en las tecnologías de aprendizaje automático y visión por ordenador aplicables a la conducción autónoma. Pero las áreas centradas en los pasajeros como el procesamiento de lenguaje natural también están ganando interés, con la inversión de SAIC Capital en Api.ai.

Por último, las grandes corporaciones automovilísticas también están financiando el desarrollo de tecnologías de conectividad y cartografía. Tanto las startups dedicadas a la conectividad -como TTTech, Cubic Telecom, Savari- como las especializadas en cartografía (Inrix, Civil Maps) han llamado la atención de estos fabricantes. Por su parte, GM Ventures y Daimler están invirtiendo en campos más industriales.

inversiones-startups-coches-sep-2016

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor