Google ofrece a las empresas un acceso privado directo para usar Google Cloud Platform

CloudDatacenterEmpresas

Google Cloud Dedicated Interconnect permitirá a las empresas conectar sus recursos privados a la nube pública del proveedor.

El pasado 1 de noviembre la compañía estadounidense anunciaba esta nueva opción de Dedicated Interconnect para grandes empresas que requieran de una conexión más rápida y privada en los servicios cloud de Google.

A partir de esta semana empresas de EEUU, Europa, Asia y Australia podrán ejecutar las cargas de trabajo de manera más eficiente y tener una infraestructura privada en la nube de Google. Una opción con la que Google ofrece entre un 99,9% y un 99.99% de SLA de tiempo de actividad

Cada conexión se reserva al tráfico de la organización que lo está usando, de esta manera no es necesario competir con el tráfico de otros clientes de Google Cloud Platform. Según la compañía, este servicio está pensado para organizaciones que trabajan con grandes cantidades de datos en sus redes internas y en la nube. Esas compañías podrán reducir costes, usando un gran ancho de banda con fiabilidad.

Otras grandes compañía como Amazon o Microsoft han estado ofreciendo un servicio similar desde hace algún tiempo. La conexión directa de Amazon Web Service permite a la empresas establecer una conexión privada entre su centro de datos y la nube de AWS. Microsoft, por su parte, ofrece esta misma opción desde Azure Express Route.

Google ha construido más de 40 instalaciones de Colocation por todo el mundo para que las empresas puedan conectar sus redes a la infraestructura Google Cloud, físicamente. Para ello, las compañías deberán instalar su propio equipo de enrutamiento en estas instalaciones de Google. Cada interconexión admitirá como máximo ocho conexiones Ethernet de 10Gbps o un ancho de banda de 80 Gbps.

En cuanto a la seguridad de esta interconexión, el circuito conectado a la red de Google no estará encriptado por lo que las empresas serán las encargadas de usar encriptación a nivel de aplicación o usar su propia red privada virtual para conectarse a la nube.

Google trabaja con Equinix, una de las grandes compañías de centros de datos de EEUU, para ayudar a las empresas a unir sus redes con la nube de Google. Según eWeek, el precio por una conexión de 10 Gbps del servicio Dedicated Interconnect es de 1,700 $ al mes.

Para aquellas organizaciones que no requieran de tanta capacidad, Google ofrece una conexión más segura en la red Google Cloud a través de un servicio VPN IPSec, con una garantía del 99.9% y opciones de peering directo y de operador gratuitos para empresas que buscan conexiones más rápidas.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor