GPS para todos

Empresas

El mercado de GPS pasa de ofrecer pura tecnología para unir diseño y diferenciar su oferta.

Crece la oferta, madura el mercado

Si hace poco más de dos años los sistemas de navegación estaban dirigidos a profesionales o usuarios de abultada cartera, estamos en un momento que poco menos que se regalan comprando el periódico. A pesar de que su precio supera los 150 euros y puede llegar a los 700 euros, los GPS han entrado de lleno en el mercado de consumo, no sólo porque son cada vez más asequibles, o porque quien no tiene un GPS está perdido -aún cuando lo utilice para ir a casa de su madre-, sino porque empresas ajenas al sector empiezan a acercarse a un mercado cada vez más rentable y con impresionantes ratios de crecimiento.

iJoy es el mejor ejemplo. Una compañía de novísima incorporación al mercado de electrónica de consumo, con una agencia de comunicación mucho mejor que su página web: una de las pocas cosas que no es capaz de encontrar Google. El caso es que iJoy ha entrado en el mercado de los GPS con el modelo i-Route B1, al que no sabemos por el momento si apodar el modelo “Fantasma”. Junto con esta compañía hace tiempo que fabricantes como Best Buy o Conceptronic ofertan, con bastante éxito, módulo GPS que acoplados a un dispositivo móvil pueden guiarte donde quieras. Destacar también que los sistemas GPS de localización vía satélite son una porción cada vez mayor del mercado de los ordenadores de bolsillo: aproximadamente un 40 por ciento de los PDA.

Pero no sólo hablamos de precios o empresas, porque el diseño ha irrumpido de lleno en este mercado. A finales del año pasado Mio Technology sorprendía con el modelo H610, con el que tentaba a las mujeres gracias a su excelente facilidad de uso, sus carcasas intercambiables y su premio de diseño. Este año Garmin se une a la moda de GPS para ellas con un modelo en acabado color rosa metalizado, el modelo Nüvi Pink 250.

En cuanto a tecnología, y una vez que entramos en esa etapa en la que es complicado escoger el modelo porque todos te guían bien, tienen un procesador lo suficientemente potente como para recalcular la ruta fácilmente, un interfaz de usuario atractivo y fácil de manejar, Bluetooth integrado para convertirlo en manos libres, MP3 para escuchar tu música mientras caminas por una cuidad en modo peatón, un tiempo de batería decente y un tamaño compacto, entonces es cuando empezamos a hablar de navegación en 3D, que no sólo nos mostrará cómo llegar a la Sagrada Familia, sino que nos mostrará en una estupenda pantalla una imagen en tres dimensiones de esta exclusiva obra de Antoni Gaudí. Hay quien afirma que los dispositivos actuales valen para ello y otros que necesitaremos más potencia, lo que nos hará entrar en otra época de dispositivos exclusivos. Lo que me recuerda lo que me decía un profesor durante la carrera: “los Masters se inventaron cuando el acceso a la Universidad se generalizó, como una manera de que unos pocos siguieran distinguiéndose”. Así ocurre en el mercado en general. Ya no nos plantearemos tener o no tener un GPS, ni siquiera si tienes mapas de Europa o sólo España, o los de todo el globo, sino qué características tengo yo que no tengas tú.

Google Earth y Galileo

Destacar también, en esta situación actual del mercado de navegación personal, a un nuevo participante: Google Earth. Esta unidad de negocio de Google está sirviendo para las cosas más insospechadas y llegará a ser el principal competidor de NavPix, un servicio exclusivo de Navman que permite navegar a través de imágenes. Google Earth cuenta con Panoramio, un servicio que permite a los usuarios colocar sus propias imágenes en la parte exacta del mundo que quieren retratar; es decir que al final convierte dichas imágenes en unas fotografías fotoposicionadas que ahora servirán a los usuarios para decirle al GPS dónde quieren ir con sólo arrastrar la imagen al navegador, sin tener que escribir direcciones. Así es como funciona Navpix y es uno de los principales valores añadidos de esta compañía ya que los usuarios proponen rutas que sólo tendrás que descargar.

Finalmente recordar que los sistemas de navegación por satélite se llaman GPS son capaces de localizar su posición gracias al Global Position System, o Sistema de Posicionamiento Global desarrollado, instalado y actualmente operado por el Departamento de Defensa de Estados Unidos. Su contrapartida europea, Galileo, no sólo abre un montón de posibilidades pues su fin es puramente comercial, a diferencia del defensivo GPS, sino una gran incógnita en el mercado de dispositivos de localización del que muy pocos están dispuestos a hablar porque para la mayoría, los más de cuatro años que quedan para su lanzamiento, son demasiados como para adelantar acontecimientos. Por el momento, por tanto, disfrutemos de nuestros GPS y sobre todo de esta recién estrenada temporada de diseño.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor