Guerra abierta en Internet: El FBI cierra Megaupload y Anonymous toma medidas

CloudEmpresasRegulación

El fundador de Megaupload, Kim Dotcom, ha sido detenido junto a otros seis responsables. Como contramedida, el colectivo de hacktivistas Anonymous ha organizado varios ataques DdoS contra webs gubernamentales y de la industria audiovisual.

El FBI ha anunciado hace unas horas mediante un tweet y un posterior comunicado el cierre de la plataforma de alojamiento de contenidos Megaupload.com y otras 18 webs asociadas. La oficina de investigación ha detenido al fundador de la web, Kit Dotcom, en Nueva Zelanda y a otras seis personas relacionadas con las empresas Vestor Ltd y Megaupload Ltd.

Unos 70 policías habrían allanado una decena de inmuebles  e incautado varias propiedades, entre las que se incluirían coches de lujo y 50 millones de dólares de las cuentas de la sociedad con sede en Hong Kong.

El Tribunal del Distrito Sur del Estado de Virginia acusa a los responsables no solo de violación de derechos de autor, sino también de intentos de extorsión y blanqueo de dinero, infracciones penalizadas con 20 años de prisión, según un documento del 5 de enero. Un tribunal de Nueva Zelanda ya ha decretado el ingreso en prisión de cuatro imputados (el propio Kim Dotcom, Finn Batato, Mathias Ortmann y Bram van der Kol) mientras lleva a cabo la localización de otros tres responsables (el eslovaco Julius Bencko, el alemán Sven Echternach y en estonio Andrus Nomm) que estarían todavía en paradero desconocido.

Según las autoridades de Estados Unidos, Megaupload formaba parte de una “sociedad criminal responsable de una enorme red de piratería mundial que habría ocasionado más de 500 millones de dólares en daños a derechos de autor”.

Por el momento se desconoce qué va a ocurrir con todos los contenidos subidos a los servidores de la plataforma, con más de 150 millones de usuarios registrados y 50 millones de visitantes diarios. Hay que recordar que Megaupload no solo alojaba contenidos que infringían los derechos de autor, sino vídeos y archivos creados por los usuarios del servicio. Se estima, que con la clausura de la que sería la décimotercera web más visitada de Internet el 4% de la información de Internet podría haberse perdido.

Como respuesta a la clausura Anonymous, ha organizado durante la noche ataques de denegación de servicio (DdoS) a sites del gobierno de EE.UU y a algunas webs relacionadas con la industria cinematográfica y discográfica en lo que se ha conocido como Operación Megaupload (#opmegaupload). “Oh,no. Justice.gov parece estar caída. ¡Esperar más!”, anunciaba una de las cuentas de Twitter asociadas con el colectivo, como preludio a lo que iba a venir. Las últimas horas han sido movidas y además de la página del Ministerio de Justicia también han sucumbido la del FBI, la RIIA (Recording, Industry of America), Motion Picture Association y Universal Music.

Toda la polémica llega en medio del debate en la Red sobre la ley antipiratería estadounidense, SOPA (Stop Online PIracy Act), y después de que varios servicios de Internet como la Wikipedia hicieran un “apagón” como protesta.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor