Guerra por el formato del DVD

PCWorkspace

La aceptación del formato de DVD de Nec y Toshiba por parte del DVD
Forum podría iniciar la batalla por el formato ganador.

El láser azul es el ganador

El pasado año, Toshiba y Nec presentaron su versión de un reproductor de

DVD de láser azul que rivalizaba contra el que apoyaba el consorcio de

los mayores fabricantes de electrónica de consumo, incluidos Sony,

Matsushita y Royal Philips Electronics, el DVD Forum.

Los reproductores de DVD de láser azul

reemplazarán a la actual generación de reproductores de DVD de láser

rojo en unos pocos años. Un disco de láser azul puede almacenar cerca de

cinco veces más información que los discos de láser rojo, es decir, más

de tres horas de vídeo de alta definición.

La industria

electrónica espera que en los próximos años la televisión de alta

definición alcance a la masa crítica, que será la que empuje la

necesidad de DVDs de mayor calidad.

El DVD Forum, una asociación

de más de 220 compañías electrónicas y de media, dijo que sólo

respaldaría una tecnología. De esta forma, respaldando el estándar

denominado HD DVD, de Toshiba y Nec, una nueva guerra de formatos parece

inminente.

La industria electrónica tiene más de una experiencia

con las guerras de los formatos. De hecho, la última guerra de formatos,

relacionadas con los discos DVD grabables, ya se está luchando en el

mercado.

El DVD Forum no aprobó la llamada tecnología de

grabación DVD+RW desarrollada por Sony y Philips, aunque esta tecnología

ya cuenta con una significativa parte del mercado e incluso sus

inventores reclaman que es el estándar dominante.

La importancia de los royalties

Los analistas financieros afirman que las elecciones del DVD Forum no

significan que Sony y sus socios pierdan los ingresos por licenciar su

tecnología. Unos ingresos por licencias que realmente terminan siendo el

centro de la pelea.

Las cuotas por licencias han llegado a

convertirse en una fuente de ingresos sustancial para los notorios

estrechos márgenes de la industria electrónica. Philips, por ejemplo,

tiene el objetivo oficial de duplicar sus márgenes de beneficios del 2,5

por ciento por ingresos de royalties.

Los fabricantes

electrónicos chinos se han quejado a menudo sobre los altos pagos de los

derechos de los DVD, que pueden alcanzar hasta los 10 dólares por cada

máquina. Esta es una de las razones por las que China ha inventado ya

otra tecnología de DVD, el EVD, que podría convertirse en un estándar

local en aquel país. Para que un estándar tenga éxito, el apoyo de

compañías japonesas de la talla de Sony y Matshushita, que dirige las

marcas Panasonic y JVC, es crucial, según ha afirmado el banco de

inversiones J.P. Morgan Chase Co. en un comunicado. Sólo con su apoyo

habrá suficientes productos en las tiendas.

Estas

compañías pueden empujar su propia tecnología denominada de láser azul,

que podrá ser reproducida en los viejos DVDs.

Hay, sin

embargo, una gran diferencia con la actual guerra por el formato de

disco grabable, ya que los primeros productos de láser azul están

enfocados a los reproductores de DVD y discos pregrabados, no a las

grabadoras. Los fabricantes electrónicos necesitan el total apoyo de la

industria cinematográfica para que proporcione películas en discos DVD

pregrabados.

De esta forma, el DVD Forum tiene que escuchar a la

industria de los medios, y los analistas ya ha afirmado que no parece

que Hollywood esté dispuesto a respaldar más de un formato de láser azul.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor