Ha muerto Jack Tramiel, el padre del Commodore 64

Empresas

Este domingo ha muerto Jack Tramiel ¿Quién era? Os preguntaréis algunos. Pues nada más y nada menos que el fundador de Commodore y creador de, entre otros, los míticos y geniales Commodore 64 y Atari ST. La historia de los ordenadores personales se queda así huérfana con la muerte de uno de sus principales precursores.

Dependiendo de tu edad, cosas como el Commodore 64 o el Atari ST puede que no te suenen de nada, pero en su día se trataba de los ordenadores más populares de su época, y los ordenadores de la competencia ante ellos eran ostensiblemente peores.

Yo crecí con todos estos sistemas y pude utilizarlos y compararlo. Un PC de la época que era como tener una Gameboy del tamaño de un horno al lado de un Atari ST que parecía la PS3. No sólo era más compacto, era más bonito, sonaba mejor, se veía mejor y hasta tenía una especie de “Windows”.

Pero no sólo fue un visionario, su vida parece sacada de una película. Polaco de padres judios, sufrió el holocausto directamente, con la suerte de ser trasladado desde Auschwitz a un campo de trabajo que fue liberado en abril de 1945.

Emigró a EEUU, estuvo en el ejército, trabajó como taxista y finalmente fundó Commodore para la venta de máquinas de escribir y luego calculadoras. Pero ninguno de estos mercados tuvo mucha suerte para él, hasta que por fin creo el Commodore PET, su primer ordenador, al que luego le siguió el 64, el ordenador más vendido de toda la historia.

Pero en 1984 tuvo que dejar Commodore, como le pasó a Steve Jobs con Apple, y luego compró Atari, donde creó otro ordenador icono parte de la historia, el Atari ST.

Para finales de los 80 poco a poco fue alejándose de los negocios, lo que pudo tener que ver con el declive de Atari, para encargarse más en su labor sobre dar a conocer y recordar el holocausto nazi.

Tras 83 años llenos de vida, Jack se va y nos deja a todos los que hemos vivido la época dorada de los 8 bits con un vacío que no se podrá llenar jamás. Descansa en paz Jack y gracias por todo.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor