Hightrack, una herramienta de productividad ‘para humanos’

AppsEmpresasMovilidadWorkspace

Hightrack cuenta actualmente con 30.000 usuarios y 1.200 de pago. La app quiere llevar el mundo de la productividad a todos de manera sencilla y escalando su dificultad a aquellos que necesiten funciones más avanzadas.

En 2011 dos especialistas en el tema de la productividad, Enrique Gonzalo y Berto Pena, decidieron que querían crear una aplicación de productividad muy diferente a las que habían visto y usado hasta la fecha, un producto que se adaptara a la vida y actividades de los usuarios en lugar de al contrario. Así nació Hightrack.

Con unos meses de vida, la persona en la que habían confiado el desarrollo técnico, abandonó el barco y se encontraron con que lo tenían todo por hacer otra vez. Es entonces cuando el dúo decidió contar con la empresa especializada en el desarrollo de proyectos web Tecnilógica. Las tres partes comenzaron a trabajar en el concepto de ‘productividad para humanos’, con el objetivo de que fuera el usuario quien adaptara la herramienta a sus necesidades y no al revés.

“Intentamos encontrar cuáles son los biorritmos de cada persona. Si funcionas mejor por la mañana, tarde o noche. Queremos que el sistema se pueda adaptar a cómo eres en realidad y aprovecharlo”, comenta Enrique Gonzalo, CEO de Hightrack.

Hightrack, lanzada hace unos meses para dispositivos móviles, es, según sus creadores, la “única solución que unifica tareas, agenda y calendario en un mismo lugar”. Además de listas de tareas para organizar nuestras obligaciones y el calendario para gestionar la agenda la app dispone de ‘tracks’, espacios productivos donde se combinan tareas y eventos, dejando de lado los detalles irrelevantes y las distracciones. De momento, la aplicación se puede sincronizar con los calendarios de Google e iCloud y próximamente también se podrá hacer lo mismo con Exchange.

Actualmente la startup cuenta con una decena de empleados y en los próximos tres años esperan aumentan la plantilla hasta los 25. La empresa dispone de tres tipos de perfiles: técnicos (provenientes de Tecnilógica), de productividad  y de negocio puro.

La firma, que se define más como una compañía de productividad que de tecnología, está planeando sus próximos pasos. Primero intentarán apuntar al escritorio y más tarde trabajarán para integrar Dropbox y Evernote. A continuación, Hightrack irá derivando para enfocarse como una herramienta colaborativa que sirva a equipos, empresas y proyectos. Igualmente, otro de los objetivos es añadir GTD, para aquellos usuarios que quieran una organización “más germánica”. Estas funcionalidades forman parte del roadmap de la compañía para 2015. Aún así, sus responsables explican que “iremos incluyendo las novedades poco a poco, no será todo de golpe”.

hightrack

Hightrack ha conseguido 1 millón de euros de financiación en los primeros tres años y en breve esperan cerrar una ronda que podría ascender a 2 millones de euros. En este momento utilizan la herramienta tiene 30.000 usuarios, de los cuales 1.200 son de pago. Un 60% de los usuarios actuales provienen de España y el resto son internacionales. La vocación es global y por eso, la app se ha lanzado en inglés y castellano. La reciente publicación de un artículo sobre el producto en Lifehacker les ha permitido darse a conocer bastante fuera de nuestras fronteras sin invertir un solo euro en marketing, según subrayan. El mercado asiático es un objetivo a largo plazo, aunque supondrá no solo cambiar el idioma sino también reestructurar el producto para adaptarse a la forma de lectura e interacción local.

La app está disponible por el momento en iOS y Android. En la siguiente fase también podría ver la luz en Windows Phone. Desde Tecnilógica señalan que están hablando con Microsoft y barajando la posibilidad de crear una app, dado el éxito de las apps de productividad en dicho ecosistema. No obstante, aún no hay nada decidido. La startup también se encuentra negociando con algunos fabricantes de smartphones y considerando la posibilidad de incluir la app de serie. “Es una estrategia de futuro”, comenta Gonzalo.

La app es gratuita, pero es posible acceder a una versión de pago que cuesta 4,5 dólares al mes o 45 dólares de una sola vez si escoge la modalidad anual. Para atraer a más usuarios premium, Gonzalo y compañía están pensando en dar acceso a algunas ventajas adicionales, como webcasts y formación.

Hightrack no lo tendrá fácil, porque compite con otras herramientas que cuentan con casi 5 millones de usuarios y este mercado está cada vez más concurrido. Las apps de productividad movieron 28.000 millones de dólares de facturación en 2013 y se calcula que esa cifra se elevará hasta los 58.000 millones de dólares en tres años. En 2016, Hightrack espera facturar 8 millones de euros si las cosas les van según lo previsto.

hightrack-android

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor