HoloLens, la respuesta de Microsoft a Google Glass y Oculus

EmpresasWorkspace

Desde hace meses se rumoreaba que Microsoft iba a irrumpir en el mundo de la realidad virtual. Ayer en el evento de Windows 10 pudimos ver de que se trata, as gafas HoloLens.

Google Glass ha planteado un wearable que permite contar con un ‘ordenador’ integrado en un visor, mientras que Oculus quiere revolucionar la realidad virtual, pero en ningún caso estos dispositivos permite mezclar de manera efectiva el mundo virtual y real para crear una experiencia más completa. Es en esta realidad aumentada compleja donde Microsoft se ha centrado con sus nuevas gafas HoloLens, presentadas en el evento de Windows 10.

Si bien ya hemos podido disfrutar de la realidad aumentada con ordenadores y sobre todo smartphones, tablets y consolas portátiles, las HoloLens de Microsoft son un gran paso adelante que pule muchas de las aristas y dificultades que conlleva esta tecnología.

Hololens

La idea de HoloLens es ofrecer unas gafas con dos paneles transparentes que permiten generar imágenes estereoscópicas superpuestas a la realidad. La gran ventaja frente a los dispositivos que sujetan con la mano es que lo llevamos siempre como unas gafas, por lo que no tenemos que preocuparnos por sujetarlo y tenemos libres las manos para interaccionar. Además, la propia interacción, tanto con nuestras manos y el entorno es mucho mejor gracias al uso de múltiples cámaras que permiten crear mapas de profundidad.

HoloLens plantea una de las experiencias más sólidas y versátiles en realidad aumentada que ni Google Glass ni Oculus podrían llegar a alcanzar, ya que la tecnología es diferente. Si bien HoloLens siempre podría plantear un sistema opcional que anulara la visión real y convertirse en un sistema de realidad virtual para mayor inmersión, lo contrario hecho con Oculus plantea el uso de cámaras, con lo que se pierden mucha ‘realidad’ y no resulta tan efectivo.

minecraft

Microsoft ha mostrado las habilidades de HoloLens con varias demos, incluyendo Minecraft llevado a estancias reales, interfaces interactivos integrados en el ambiente y hasta compartidos, e incluso videoconferencias por Skype en los que los interlocutores no sólo pueden verse entre sí, sino también ver el punto de vista del otro e interaccionar con el entorno como si estuvieran dentro de nuestra cabeza.

Todavía no hay precios, ni especificaciones concretas, ni fechas de lanzamiento, pero Microsoft podría sacar al mercado HoloLens poco después de Windows 10, algo que resultaría un serio competidor muy a tener en cuenta frente a sistemas como Google Glass o Oculus, ya que HoloLens podría ofrecer más que ambos combinados y con la seguridad de que tendría el soporte de software de Microsoft.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor