HTC Legend

EmpresasMovilidad

El primero de la nueva hornada de smartphones de HTC puede resultar muy atractivo para quienes deseen su primer teléfono con conexión a Internet.

Digno sucesor del HTC Hero y ‘telonero’ del HTC Desire, este teléfono se distribuye de la mano de Vodafone, quien ha hecho una apuesta importante por los nuevos y prometedores smartphones de la taiwanesa, incluído el abanderado de Google, Nexus One.

El Legend es un dispositivo que llama la atención a primera vista por su acabado exterior, diseñado a partir de una sola pieza de aluminio pulida. Esto le hace muy elegante y atractivo al tacto, una sensación positiva a la que también contribuye una curvatura hacia el interior que tiene en el nivel de los botones físicos para facilitar el agarre del teléfono. Pese a ser de metal la sensación de tenerlo entre las manos resulta ligera (pesa 126 gramos).

Se trata de uno de los primeros terminales que se están dejando ver con la plataforma Android 2.1, con algunas mejoras importantes respecto a su predecesora 1.5, aunque no todas se han incluido para el modelo. Esto supone que el teléfono se puede customizar con todo tipo de apps descargables de la tienda Android Market, cada vez más completa. Entre ellas, las ya clásicas de escaneo de códigos QR, de realidad aumentada, de búsqueda de imágenes o de geolocalización que convierten al Legend en todo una especie de navaja de infinitos multiusos.

Su pantalla de 3,2 pulgadas AMOLED permite una cómoda interacción multitáctil con todas las funciones como la navegación por Internet, aunque sí se notan pequeños retrasos o malos reconocimientos de las pulsaciones en apartados como el uso del teclado QWERTY o a la hora de pinchar en algún enlace. Entendemos que mejorará en otros modelos de la marca que cuenten con una pantalla de 3,7 pulgadas como el Nexus One y el Desire.

El Legend tiene dos mejoras importantes en sus menús, simples añadidos, pero muy útiles. Por un lado está HTC Sense, que permite personalizar todas las pestañas con widgets a gusto del usuario e incluso visualizar “desde arriba” todas las ventanas de forma global con un pellizco. Asimismo, el dispositivo se suma a la moda de lo social con Friend Stream, para gestionar en un solo apartado los contactos de varias redes sociales y comprobar su actualizaciones. Los accesos a Facebook, YouTube y Twitter (mediante Peep) vienen incluidos de base.

El móvil cuenta también con un trackpad óptico similar al de algunos portátiles que resulta muy sensible y funciona a la perfección. Este puede usarse como “ratón” para moverse por la pantalla cuando se está cansado de la interacción táctil. Esta característica, sumada a prestaciones como que el teléfono se silencie cuando se pone boca abajo o se reduzca su volumen de timbre cuando se tiene entre las manos pero aún no se ha descolgado, le dan mucha personalidad.

Dispone de una cámara de 5 megapíxeles con flash, autofocus y geoposicionamiento, que te permitirá obtener unas imágenes de buena calidad, aunque no tan alta como el de otros modelos que ya incluyen sensores de hasta 8, 10 y 12 megapíxeles. También incorpora otras funcionalidades multimedia como cámara de vídeo, radio FM y reproductor musical. Este último tiene una interfaz muy funcional para un rápido acceso a artistas, temas y álbumes.

Como conclusión hay que decir que se trata de un teléfono muy recomendable en todos los sentidos, sobre todo para aquellos usuarios que estén buscando hacerse con un móvil para empezar a manejarse en Internet. Con 3G y WiFi y las posibilidades de ampliación y visualización de las páginas web la navegación resulta muy cómoda. La única pega es la escasa duración de la batería si se abusa del tiempo en la web, aunque esto es algo común en este tipo de teléfonos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor