IBM libera 500 patentes

Workspace

500 de las patentes de software de IBM estarán disponibles de forma gratuita para cualquiera que trabaje en proyectos de fuente abierta.

Según los analistas, el nuevo modelo de IBM supone un cambio desde el tradicional planteamiento corporativo de proteger la propiedad de las ideas a través de patentes, copyrights, marcas registradas y leyes de secretos industriales. La práctica convencional es acumular cuantas patentes sean posibles y cobrar a cualquiera que quiera acceder a ellas. IBM ha sido el campeón de esta fórmula. Según estiman los analistas, la compañía recogió 1.000 millones de dólares, o más, a través de las licencias de sus invenciones el pasado año.

Este paso dado por IBM se produce después de una intenso análisis llevado a cabo por la propia compañía sobre su estrategia en el tema de la propiedad intelectual, y eso destacando que IBM es la compañía que más patentes tiene en su haber. IBM ha señalado que esta primera donación de patentes podría verse seguida de algunas más.

John Kelly, vicepresidente senior de tecnología y propiedad intelectual de la compañía ha definido esta contribución de patentes como “el inicio de una nueva era en la manera en que IBM gestionará su propiedad intelectual”.

IBM puede estar redefiniendo su estrategia respecto a la propiedad intelectual, pero aparentemente no tiene intención de reducir su actividad. IBM ha archivado 3.248 patentes durante 2004, muchas más que cualquier otra compañía, según la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos. De hecho, IBM acumuló 1.300 patentes más que la segunda compañía del ranking, la japonesa Matsushita Electric.

Además de esta contribución de patentes, la compañía ya ha realizado importantes aportaciones a los proyectos de fuente abierta en los últimos años. IBM ha sido la compañía más importante en respaldar Linux. Ha donado código informático valorado en más de 40 millones de dólares a un grupo de fuente abierta, Eclipse, que ofrece herramientas de software para la creación de programas. El pasado año, IBM dio a un grupo de fuente abierta un programa de base de datos llamada Cloudscape que costó a la compañía 85 millones de dólares en desarrollo.

Estas anteriores aportaciones, no obstante, han ido principalmente a proyectos que sirven para hacer que Linux sea más atractivo a los usuarios corporativos, a costa de Windows de Microsoft o Solaris de Sun. Por lo tanto, apoyar a Linux ayuda a IBM a minar a sus rivales y puede considerarse como una táctica de la compañía.

Pero la donación de patentes no está dirigida a un grupo específico, sino que ofrece un acceso libre a 14 categorías de tecnología, incluidas aquellas que gestionan el comercio electrónico, almacenamiento, procesamiento de imágenes, gestión de datos y comunicaciones a través de Internet.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor