Ideas para dar un toque nuevo a tu startup en 2017

EmpresasGestión empresarialStartups

Desde cambiar los muebles de la oficina de sitio hasta eliminar las jerarquías. Aquí van unas cuantas ideas.

Con 2016 dando sus últimos coletazos, son pocos los que no están ya con la mirada puesta en el próximo año. Toca reflexionar y proponernos una serie de propósitos y objetivos para que todo vaya mejor en 2017, hacer una especie de borrón y cuenta nueva; darnos, en definitiva, una excusa para imaginar que empezamos de nuevo, para enderezar la dirección y empezar el año con buen pie.

Muchas de las decisiones tendrán que ver con temas económicos y de estrategia: tendrán su  impacto, pero quizá no seamos de transmitir esa sensación de novedad a nuestros empleados y clientes. ¿Qué se puede hacer para dar un toque nuevo de verdad a la startup? ¿qué novedades harán que aumente la motivación con el nuevo año? Estas son algunas ideas que se pueden probar:

  1. Recolocación de los muebles. Es una de las recomendaciones que se dan siempre a gente que siente que su hogar ya no le emociona: cambia los muebles de sitio y notarás de pronto cómo la casa parece nueva. En la oficina pasará igual. Reservad un par de horas (o un día, incluso) para que todo el equipo se dedique a ofrecer ideas y probad distintas combinaciones. Será trabajo en equipo, un cambio al tratarse de trabajo algo físico, y el resultado  dejará a todo el mundo con esa sensación de novedad que todos buscamos al empezar el año.
  2.  Monta un podcast. Contra todo pronóstico, los podcasts están dejando de ser algo marginal y son cada vez más populares. No tenéis que montar el próximo Serial, pero puede ser un nuevo proyecto común muy emocionante: un podcast sobre algo en lo que seáis expertos, en el que todos los integrantes del equipo tengan un papel. Escuchad muchos antes, decidid por dónde queréis tirar, y animaos. Quizá nunca llegue a tener muchos oyentes, pero será divertido y permitirá aprender y reflexionar sobre la compañía.
  3. Newsletter de equipo. Posiblemente tu startup envíe newsletters a clientes y consumidores, pero ¿por qué no probar una interna? Una newsletter solo para el equipo y que se centre en las pequeñas y grandes victorias de cada uno. Y no tiene que centrarse en lo profesional. Que una vez al mes todos envíen a la persona encargada de la redacción sus grandes novedades (Fulanita ha empezado un máster, el hijo de Fulanito ha dado sus primeros pasos, Menganita ha empezado a entrenar para una maratón) y estas se distribuyan a todos de forma mensual.
  4. Cambio de horarios. ¿Qué horario tenéis en la startup? ¿Jornada partida o intensiva? ¿Es mejorable? Seguramente sí: haz una encuesta entre los trabajadores y empieza el año con un cambio de horarios –que se cumpla– que ayude a todos a tener un mejor equilibrio entre sus vidas personal y profesional.
  5. ¿Y si no hubiera jefes? Esto es solo si sientes que lo que hace falta en tu startup es una revolución que le dé la vuelta a todo y no tienes miedo a los cambios. Seguramente has oído hablar de los negocios (Zappos es el gran ejemplo; no les salió muy bien, pero tu startup posiblemente sea más pequeña) que funcionan sin jefes y sin jerarquías. ¿Y si lo probarais? Poneos unos tres meses de experimento y, si la cosa va bien, continuad. Quizá os preguntéis cómo habíais conseguido funcionar hasta entonces.
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor