Intel paga a Nvidia 1.500 millones de dólares en cuotas de licencias

ComponentesEmpresasWorkspace
0 0

Intel tendrá acceso a las patentes de Nvidia mientras pague al fabricante de chips gráficos 1.500 millones de dólares por cuotas de licencias como parte de un acuerdo de seis años.

Intel y Nvidia han firmado un acuerdo por el que la primera pagará 1.500 millones de dólares para poder utilizar la tecnología de la segunda. Además, ambas compañías han acordado poner fin a las disputas legales entre ellas.

La clave del acuerdo es que Intel podrá acceder a todas las patentes de GPU de Nvidia, pero Nvidia sólo podrá acceder a ciertas patentes de Intel. Para compensar una situación que favorece a Intel, la compañía pagará la cantidad arriba mencionada a Nvidia.

Intel y Nvidia cruzaron una serie de demandas a primeros de 2009 en una disputa que inicialmente se centraba en un acuerdo de licencias de chipset. Intel entendía que dicho acuerdo no se extendía a la futura generación de procesadores, a lo que Nvidia respondió bloqueando su cartera de patentes.

A Nvidia se le prohibió la creación de chipsets compatibles con Intel a partir de la generación de procesadores Core 2 Duo.

El anuncio de acuerdo de ayer sigue prohibiendo a Nvidia utilizar cualquier tecnología x86 de Intel y por lo tanto Nvidia no podrá crear chipset compatibles con la arquitectura x86, explican desde Intel mientras que desde Nvidia aseguran no estar interesados en crear chipset para los procesadores de Intel. Lo cierto es que la mayoría de los fabricantes de ordenadores siguen utilizado unidades de procesamiento gráfico de Nvidia que adjuntan a los chipsets de Intel.

Desde Nvidia aseguran que el objetivo de la compañía ahora son los procesadores de ARM, que compite con Intel en el mercado de dispositivos de pequeño tamaño como netbooks o tablets.

Durante el CES 2011, celebrado la semana pasada en Las Vegas, Microsoft anunció que crearía versiones de sus próximos lanzamientos de Windows a los procesadores de ARM, mientras que Nvidia anunció Project Denver, que le permitirá diseñar chips ARM de alto rendimiento para ordenadores y superordenadores.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor