La inversión de capital riesgo en startups bajó en España en 2013

Empresas

Aunque el volumen total invertido cayó un 1,6%, la cantidad de operaciones de capital riesgo en startups aumentó un 9,6% respecto al año anterior.

El capital riesgo dio una de cal y otra de arena en España en 2013. Si por un lado creció el número de operaciones, por otro bajó el volumen total invertido. El capital invertido en operaciones de capital riesgo el año pasado ascendió a 291,3 millones de euros, un 1,6% menos con respecto a 2012, según el estudio Venture Capital (VC) en España en 2013. 

La mayor caída la protagonizaron las entidades de capital riesgo, que cada año van reduciendo su peso: del 79,8% del total en 2011 pasaron al 71,6% en 2013. Las entidades públicas (CDTI y Enisa, principalmente) mantienen su participación en torno al 21%. Por su parte, los business angels, aceleradoras y otras van aumentando su peso en el total de la financiación del venture capital, del 1,5% en 2011 al 7,3% en 2013. También se triplicó el número de fondos internacionales que se involucraron en operaciones en startups españolas.

Pero el estudio también ofrece datos positivos. El año pasado se registró un aumento de las operaciones del 9,6% respecto a 2012, alcanzándose otro máximo histórico. En total, se realizaron 1.275 operaciones: 584 de préstamos públicos concedidos por CDTI y Enisa, 377 de firmas de capital riesgo nacionales e internacionales y 314 operaciones de grupos de business angels y aceleradoras, informa Emprendedores.es.

La inversión de capital riesgo representó el 9% del conjunto de la inversión en España y el 69% del número de operaciones en 2013. Según el tipo de inversor, los fondos privados de VC nacionales e internacionales invirtieron el 85% del volumen total, frente al 15% invertido por entidades públicas.

Por autonomías, Cataluña lideró la financiación VC, con 59,2 millones de euros repartidos en 123 operaciones, mientras que Madrid recibió 49,4 millones de euros con sólo la mitad de las operaciones. El tercer lugar lo comparten Navarra, País Vasco y la Comunidad Valenciana, que obtuvieron algo más de 12 millones de euros.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor