IPTv: el futuro de la televisión

Empresas

El encuentro ‘Motorola video Leadership’ ha abierto las puertas a la entrada a gran escala de la televisión a través de Internet con productos que hacen algo más que mostrar contenido.

Por segundo año consecutivo Motorola ha celebrado unas jornadas en las que ha puesto de manifiesto el gran papel que la compañía tiene en el mercado de la IPTv, o televisión a través de Internet. En España los casos más conocidos son el de Imagenio, con Telefónica, y el de ONO. En nuestro país vecino, la operadora Portugal Telecom ha optado por los codificadores de Motorola para ofrecer su servicio triple play ‘meo’, y hace apenas un mes ha anunciado el suministro del decodificador número 150.000.

Este año 2009 podría recordarse como el de la transición digital, y no sólo por el paso de los analógico a lo digital, el tan nombrado ‘Apagón’ que se está produciendo en muchos países e incluso regiones de España, sino también por la expansión de la alta definición y, sobre todo, por la demanda de los usuarios que quiere personalizar el contenido. Motorola, como quedó demostrado en su Motorola video Leadership celebrado en Sintra (Portugal) a la que asistieron representantes de los grandes operadores de telecomunicaciones y, por primera vez, la prensa, quiere ser uno de nombres que suenen en esta nueva etapa. Un dato: el 60% de los europeos están interesados en ser capaces de poder organizar su propia guía de televisión, una opción que, por cierto, no sería posible sin una fuerte apuesta por la banda ancha y, desde hace relativamente poco, por la fibra óptica a través de la oferta en zonas muy concretas de Telefónica, y Vodafone tras la compra de Tele2.

Cambiar los hábitos de consumo de los usuarios requiere que el contenido pueda personalizarse, y ofrecerse de forma segura y localizada, y el protocolo Internet ofrece una plataforma flexible no sólo para ofrecer contenido de próxima generación, sino para crear nuevos servicios.

Las jornadas organizadas por Motorola en la localidad portuguesa de Sintra se convirtieron, gracias a una muestra de sus productos, en una ventana llena de posibilidades donde se pudo ver, entre otras, ofertas tan curiosas como la que una operadora japonesa ofrece a sus clientes: un set-top box desarrollado por Motorola que integra un lector de CD/DVD gracias al cual el usuario podrá ‘ripear’ directamente un CD de música y una película y enviarla de forma inmediata a los teléfonos que dicha operadora de forma que posteriormente pueda disfrutarse de ese contenido donde se quiera y cuando se quiera, una de las demandas que Motorola quiere cumplir con su gran oferta de productos.

Otros modelos cuentan con discos duros integrados, de diferentes capacidades en los que el usuario podrá grabar la programación que más le interese para verla más adelante. La variedad y opciones que Motorola ofrece a los operadores es enorme y, como decimos un poco más adelante, sería ideal que el usuario pudiera optar por el dispositivo en lugar de tener que aguantarse con el que la operadora le instala.

En este mercado de televisión a través de Internet las dos propuestas más destacadas de nuestro país son, como ya hemos dicho, la de ONO y la de Telefónica. Aparte de esto al usuario pocas opciones le quedan, salvo la de crearse una red con un servidor desde el cual poder disfrutar del contenido, normalmente a través de un disco duro multimedia que tenga conexión a ethernet. Tras perder la batalla por el formato de alta definición, Toshiba abandonó el mercado a Blu-ray, liderado por Sony y desarrolló la tecnología EV, que iba más allá del DVD sin llegar a la alta definición. Es más que improbable que alguna vez veamos un reproductor Blu-ray con marca Toshiba, pero no por eso esta compañía abandona la batalla en el mercado de la alta definición.

Aún en desarrollo, la Cell TV es la apuesta del fabricante japonés por el mercado de la alta definición. Básicamente y a grandes rasgos se trata de un dispositivo al que el usuario conectará los reproductores y sintonizadores que desee, que tiene conectividad ethernet y que se comunica con el televisor de manera inalámbrica, convirtiéndole poco menos que en un mero monitor.

Pero además Cell TV cuenta con un interfaz en 3D capaz de mostrar hasta 48 iconos de los canales de alta definición sintonizados, así como el material almacenado en su disco duro, que se ofrecerá en varios tamaños pero a nivel terabyte.

El crecimiento, no sólo de la penetración de la banda ancha, sino del propio ancho de banda y del contenido digital empujará al mercado a todo un mundo de servicios siendo Internet el centro neurálgico del mercado del entretenimiento digital.

Actualmente estamos atados a un set-Top box, el que te ofrezca el operador que, desgraciadamente, no tiene por qué ser la mejor del mercado ni el más avanzada. No hay, como en el caso de los móviles, posibilidad de ‘liberalizar’ el dispositivo. Si miramos hacia atrás seguro que nos acordamos de cuando ni siquiera se nos ocurría comprar un teléfono fijo y tirábamos con el que Telefónica nos daba al contratar la línea a través de un contrato de alquiler que duraba toda la vida.

Pero los tiempos cambian y las tiendas ofrecen una gran variedad de teléfonos para las líneas de telefonía fija, y podemos comprar un móvil y utilizarlo para cualquier operadora, o liberalizarlo en cualquier momento. Y también podemos cambiar nuestro router de acceso a Internet si no nos gusta el que nos ofrece nuestra operadora. Por tanto, también llegará el momento, esperemos, en que iremos a comprar el dispositivo que queramos para disfrutar de nuestro servicio IPTv y podamos escoger entre varios productos, independientemente del proveedor del servicio que, por cierto, también se habrán multiplicado.

Además de la IPTv el futuro de la televisión también pasa por las tres dimensiones y, en este caso, la televisión en 3D tiene nombre propio: Imagenio. Para poder acceder a la televisión tridimensional que Telefónica ofrece a través de Imagenio el usuario necesita tener un 15% más de ancho de banda de lo habitual además de un televisor adaptado.

Curiosamente por primera vez el usuario no necesitaría utilizar las incómodas gafas anáglifo, esas que cuentan con un cristal rojo y otro azul; son fabricantes como Philips los que han desarrollado dispositivos que producen ese efector tridimensional, de profundidad. Lo que han hecho es colocar, a un LCD normal una capa de lentes en la parte externa.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor