Japón decide qué tecnología utilizará en la Tv móvil

EmpresasMovilidad
0 0

KDDI y NTT DoCoMo luchan por imponer sus tecnologías para el despliegue de la Tv móvil en Japón: MediaFlo o ISDB-Tmm.

MediaFlo vs ISDB-Tmm

En Japón planean escoger una plataforma para la distribución de programas de televisión y contenido multimedia en smartphones y otros dispositivos portátiles a partir de 2012, pero la decisión está complicada. KDDI, la segunda operada de Japón en cuanto a suscriptores, quiere utilizar la tecnología MediaFlo de Qualcomm, que es la que ya se está utilizando en Estados Unidos. Sin embargo, NTT DoCoMo, la primera operadora del país, soporta un formato llamado ISDB-Tmm, basado en el actual estándar de televisión digital de Japón.

Está claro que ambas compañías tienen libertad para invertir lo que se prevé que serán millones de dólares en un nuevo servicio de emisión, pero la pregunta es si podrían sacar dinero de ello. Uno de los grandes beneficiados de la victoria de KDDI sería Qualcomm, que se posicionaría a la cabeza del mayor mercado de telefonía móvil en un segmento todavía en sus albores pero que se prevé que tendrá un gran éxito: la televisión móvil.

De hecho desde Qualcomm aseguran que su intención es hacer que la tecnología MediaFlo se expanda por todo el mundo y aseguran que Japón es un mercado muy importante, puntualizando que hay otros mercados en Asia, Latinoamérica y Europa.

KDDi asegura que se beneficiarán de la adopción de MediaFlo, que en Estados Unidos ya utilizan operadoras como AT&T o Verizon Wireless, que ofrecen programas de televisión de las cadenas ABC, CNN, Fox o MTV. Es decir que desarrollando terminales compatibles con Media-Flo, los fabricantes japoneses de teléfonos podrán hacer negocio fuera de sus fronteras, explican en The Wall Street Journal.

Claro está que FloTv, que es como se llama el servicio de televisión móvil de Estados Unidos que utiliza la tecnología MediaFlo, no parece haber tenido un gran éxito. Aunque por el momento Qualcomm no ha ofrecido cifras sobre el número de suscriptores, el presidente de la compañía ha mostrado su decepción por el uso de la red y el mes pasado anunciaba que estaba considerando algunas alternativas a FLO TV.

Unas declaraciones que han llevado a DoCoMo a calificar a KDDI de “irresponsable” por no explicar los defectos de FLO TV, a lo que su rival ha contestado que una cosa es la tecnología y otra el servicio, y que KDDI adoptará modelos de negocio diferentes para el mercado japonés.

Dudosa aceptación popular

Lo cierto es que la discusión sobre la emisión de Tv móvil en Japón se inició en 2007, y tanto DoCoMo como KDDI, una compañía cuyo 80% es propiedad de KDDI y el restante 20% propiedad de Qualcomm, han estado trabajando desde hace años en el desarrollo de sus plataformas tecnológicas y sus planes de negocio.

Sin embargo la situación se ha crispado después de que el ministro de telecomunicaciones anunciara el pasado mes de febrero que escogería un solo operador para el servicio; una decisión muy criticada por quienes opinan que el gobierno debería permitir que los dos operadores ejecuten servicios rivales y que exista competencia.

La alternativa ha llevado a ambos operadores a presentar sus casos. Del lado de DoCoMo se asegura que sus planes son menos costosos, mientras que KDDI defiende que su plan es mejor para conseguir el deseado nivel de cobertura.

DoCoMo cuenta con 56 millones de suscriptores móviles, mientras que KDDI tiene 32 millones, pero una de las claves es que no hay garantías de que este tipo de servicio vaya a ser muy popular entre los usuarios. No está claro cuánto pagarían los usuarios, afirman en The Wall Street Journal.

En principio deberían ser los proveedores de contenido los que decidan cuánto cobrar por un servicio de televisión móvil en Japón, aunque ya hay algunos indicativos; cuando KDDI realizó unas pruebas piloto de su servicio en una región de Japón se encuestó a los usuarios, que dijeron que esperaban que el servicio costara entre 500 y 800 yenes, es decir entre 4,5 euros y 7,2 euros.

En lo que sí parecen estar de acuerdo DoCoMo y KDDI es que el nuevo servicio será diferente a las actuales opciones para ver vídeo en teléfonos móviles. Actualmente, cuando un usuario accede a Internet utilizando conexiones 3G, navegan hasta encontrar lo que buscan y descargan grandes archivos de datos que pueden congestionar las redes.

Las operadoras afirman que utilizando un sistema de emisión no hay que preocuparse por la congestión de la red y que se puede discriminar de manera selectiva lo que puede interesar a cada suscriptor. Por otra parte, junto con los programas de televisión, el servicio podría ofrecer paquetes de contenido que podrían incluir juegos o libros electrónicos.

Desde DoCoMo aseguran que para que se consigan suficientes suscriptores el precio debe ser razonable, mientras que el ministro de telecomunicaciones afirma que tanto MediaFlo como ISDB-Tmm satisfacen sus estándares tecnológicos y que lo que busca es el mejor plan de negocio que cree el entorno más favorable para los proveedores de contenido.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor