Jazztel cierra el primer trimestre con más de 50.000 clientes de ADSL

Empresas

La empresa ha explicado que el impacto financiero de estos usuarios comenzará a percibirse en los resultados del segundo trimestre de 2005.

Jazztel concluyó el primer trimestre del año con más de 50.000 clientes de ADSL contratados, frente a los 9.000 con que contaba al cierre de 2004, gracias a la campaña de marketing que lleva a cabo, que ha permitido a la empresa elevar a entre 4.000 y 5.000 el número de alta semanales.

La compañía también ha subrayado que su presidente, Leopoldo Fernández Pujals, sigue sin percibir remuneración alguna hasta que la firma entre en beneficios. Fernández Pujals, que no venderá acciones de la empresa por debajo de cuatro euros, seguirá en Jazztel hasta lograr una cuota del 10 por ciento en el mercado de telecomunicaciones y durante los siete próximos años, hasta que cumpla 65 años de edad.

Además, Jazztel ha hecho hincapié en que ni Fernández Pujals ni ninguna de sus sociedades ha realizado operación alguna de compra o venta de acciones de la empresa desde su entrada en la misma, mediante la adquisición del 24,9 por ciento del capital.

En cuanto a la emisión de bonos convertibles por importe de 275 millones de euros, la sociedad ha afirmado que “supera ampliamente las mejores expectativas en cuanto a condiciones e importe obtenido”. Así, la demanda superó más de siete veces la cantidad finalmente suscrita, por lo que el importe se elevó de 200 a 275 millones de euros.

Junto a esto, la empresa ha negado la existencia de negociaciones con ninguna entidad financiera sobre la posibilidad de realizar un préstamo sindicado o de cualquier otra naturaleza. Esta alternativa fue la primera desechada por la compañía por entender que no se ajusta a las necesidades de su plan de negocio. Además, desmintió que piense realizar una ampliación del capital emitido a 0,08 euros por acción.

Jazztel ha precisado asimismo que el préstamo de 146 millones de acciones realizado por Fernández Pujals a Dredsner Kleinwort Wassertein (banco emisor), a petición de la entidad y para garantizar el éxito de la emisión, está vinculado hasta el vencimiento de los bonos convertibles, por lo que no supone una operación para preparar la salida del presidente de la compañía de su accionariado ni para asegurar o cubrir el precio de la acción.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor