La Agencia para la Seguridad de las Redes se materializará en enero

CortafuegosSeguridad

Los Estados miembros deben aprobar la continuidad del programa IDA,
diseñado para la comunicación electrónica entre las administraciones
públicas de la UE.

Los ministros de Telecomunicaciones de la Unión Europea (UE) darán hoy

en Bruselas su visto bueno al lanzamiento en el trascurso de 2004 de una

Agencia para la Seguridad de las Redes y la Información, que recopilará

datos tales como virus o problemas de software, de cara a asistir a la

Comisión y a los Estados miembro.

Actualmente,

organizaciones tanto públicas como privadas recogen datos sobre

incidentes informáticos y otros de interés para la seguridad de la

información. Sin embargo, no hay ninguna entidad central en el ámbito

europeo que pueda hacer esta tarea y ofrecer dictámenes y asesoramiento

para respaldar el trabajo normativo de la Unión Europea.

La

Agencia actuará así como un centro de conocimiento especializado en el

que tanto los Estados miembros como las instituciones comunitarias

podrán asesorarse sobre aspectos técnicos relativos a la seguridad.

Las tareas de la agencia serán, entre otras, analizar los riesgos actuales y

emergentes que afectan a la resistencia y disponibilidad de las redes de

comunicaciones electrónicas; facilitar la cooperación e intercambio de

información entre todos los agentes del sector; contribuir al

conocimiento en este tema y asistir a los Estados miembros y a la

Comisión en su diálogo con la industria para tratar problemas

relacionados con seguridad de infraestructuras y software.

Por

otra parte, los Quince deben aprobar la continuidad del programa IDA

(2005-2009) para la cooperación y comunicación entre administraciones

públicas en la Unión Europea con métodos electrónicos. El programa, que

cuenta para el periodo 2005-2006 con 59,1 millones de euros y para 2007

a 2009 con 89,6 millones de euros, financia proyectos de intercambio de

información y de asesoramiento transfronterizo entre administraciones

públicas usando medios electrónicos.

A este respecto,

la Comisión ha propuesto modificar la forma de financiación para los

programas de redes electrónicas transeuropeas. Hasta ahora, estas redes

pueden ser financiadas sólo hasta el 10 por ciento de los costes de

inversión total de un proyecto en esta fase de desarrollo. La nueva

fórmula situaría el techo en un 30 por ciento.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor