La AI alerta de la proliferación de casos de “scam”

Cloud

Este tipo de estafa online consiste en una oferta de trabajo falsa en la que el afectado puede llegar a incurrir en un delito de blanqueo de dinero.

La Defensora del Internauta de la Asociación de Internautas, Ofelia Tejerina, ha alertado de la proliferación en España de casos de “scam”, un timo online con el que se “bombardea” a los usuarios con ofertas de trabajo fraudulentas y que, de llevarse a cabo, pueden suponer dos años de prisión para los afectados.

Tejerina ha explicado al respecto que el “scam” consiste en “una oferta de trabajo falsa” en la que el afectado puede llegar a incurrir en un delito de blanqueo de dinero, al tiempo que ha asegurado que a pesar de no haber datos concretos, los afectados “son muchos más de lo que parece”.

El afectado por “scam” recibe un correo con una oferta de trabajo “muy cómoda” que implica gestionar un patrimonio. Tras ingresarle una cantidad de dinero en su cuenta, se le solicita que lo reenvía a otros países en cantidades menores de 3.000 euros, transacción por la que se cobrará un comisión del 10 por ciento.

Al internar realizar el segundo o tercer envío, el afectado se puede encontrar con que el banco le ha bloqueado la cuenta “por posibilidad de fraude” o, en el peor de los casos, con miembros de la Policía Nacional en la puerta de su casa. Dependiendo de cómo se sucedan los trámites judiciales, el afectado “puede acabar incluso en dos años de prisión”, indica Tejerina.

Asimismo, precisa que el afectado puede ser tratado como tal y que finalmente no se le impute al considerársele estafado, aunque también es posible que se le acuse por “estafa dineraria, delito de receptación” o incluso por blanqueo de capitales si se prueba que la implicación es más seria.

En su opinión, las autoridades españolas “están preparadas” para luchar contra estos fraudes en la Red ya que “tienen los medios para investigarlos”, aunque considera que uno de los problemas principales es que no todos los policías “saben cómo actuar” ante estos delitos telemáticos.

En este sentido, subraya que lo más “difícil” a la hora de solucionar este tipo de prácticas fraudulentas es conseguir localizar a los “verdaderos estafadores”, que son “aquellos que reciben el dinero y que usan las claves y cuentas de usuarios para el robo”, ya que tienen la trama “muy estudiada” para no dejar huellas.

Para evitar la proliferación de este y otros fraudes similares que llevan ya cuatro años en la Red, Tejerina precisa que es necesaria la “prudencia” en los usuarios de Internet pero no más allá de la que “debe tener toda persona que hace actividades de comercio electrónico”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor