La CMT estudia obligar a Telefónica a compartir sus cables submarinos

CloudRegulación

El organismo considera que la infraestructura de Telefónica es un “cuello de botella” que puede afectar a la competencia.

La Comisión Nacional del Mercado de las Telecomunicaciones ( CMT ) ha señalado que para impulsar la competencia del mercado de la telefonía fija y banda ancha en los territorios extrapeninsulares, Telefónica debería compartir el uso de sus cables submarinos.

La propuesta incluye regular diez rutas de cable sin alternativa a Telefónica, las que conectan la península con Ceuta y Melilla, con Canarias, las Islas Canarias entre sí, Mallorca con Menorca, e Ibiza con Formentera. Como indica la CMT, la única posibilidad de los operadores alternativos para acceder a estas regiones es utilizar los cables submarinos, pues la tecnología satélite no es un sustituto fiable de la fibra óptica. “Esta dependencia convierte al cable submarino en un “cuello de botella” que puede afectar negativamente a la competencia en los territorios que conectan”, ha dicho la CMT.

Los datos demuestran que en estas regiones el mercado de la banda ancha está acaparado por Telefónica, como en el caso de Ceuta, donde el 100% del mercado pertenece a esta operadora. La medida forzará a Telefónica a alquilar los sistemas de cable submarino a unos precios razonables, que deberán contar con la aprobación de la Comisión.

A partir de este momento, se abre un mes de plazo para que los agentes del sector y la Comisión Nacional de Competencia presenten sus alegaciones antes de que la propuesta se envíe a la Comisión Europea.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor