La guerra de los buscadores

Cloud

Yahoo!, Bing, Wolfram Alpha y por supuesto Google, las compañías desarrollan nuevas herramientas para conseguir imponerse en el competitivo mercado de las búsquedas en Internet.

En una sociedad cada vez más dependiente de Internet, la lucha por controlar la Red se ha centrado en los buscadores, es decir, las herramientas que ofrecen los resultados de las búsquedas de los internautas.

El control de las búsquedas no sólo implica el control de los contenidos de la Red, sino que supone además la dominación de la publicidad online, un mercado alrededor del cual Google ha ido construyendo su imperio a lo largo de los años.

El primer buscador data de 1993, Wandex, aunque la necesidad de herramientas que facilitasen la indexación de los contenidos de la Red fue impulsando la creación de nuevos motores de búsqueda que utilizaban criterios distintos. En los inicios de Internet surgieron Altavista, WebCrawler y Excite, y a los pocos años empezó a despuntar Lycos y Yahoo!.

googlelogoviejo.jpg

El desarrollo de los buscadores ha estado unido al criterio con el que ofrecían la información, es decir, el algoritmo concreto del que dependía que una determinada web apareciese o no en los primeros puestos del listado. En este contexto surgió Google, aplicando su novedoso sistema de posicionamiento PageRank. Este buscador, desarrollado por dos estudiantes de la Universidad de Standford, Larry Page y Sergey Brin en 1995, aplica el concepto de importancia de una web en función del número de páginas que la enlazan, es decir, una web con un alto PageRank es un site de referencia para otras muchas que utilizan y enlazan sus contenidos. Este sistema ha logrado perfeccionar los resultados de las búsquedas hasta el punto de convertirse en el buscador más utilizado en prácticamente todo el mundo, y aunque en algunas regiones, como China, no esté en las primeras posiciones sigue disfrutando de una amplia diferencia respecto al resto.

Google ha ido evolucionando desde un sencillo buscador a una compleja red de servicios relacionados en Internet que han logrado atrapar a millones de usuarios.

De hecho, hoy en día Google es el buscador más utilizado del mundo hasta el punto de que muchos usuarios inexpertos confunden directamente Google con Internet o les es imposible imaginarse la Red sin este gigante omnipresente. Por ejemplo, hace unos meses, un fallo humano bloqueó Google durante casi una hora, lo que provocó el desconcierto de millones de usuarios que no fueron capaces de navegar durante este periodo y puso de manifiesto la dependencia excesiva de los internautas hacia este buscador.

Además del motor de búsqueda, Google ofrece el servicio de correo electrónico Gmail, el portal de vídeos YouTube, la red de blogs Blogspot, el servicio de noticias, la búsqueda de libros, mapas, calendario, traductor… y un sinfín de nuevas herramientas que día a día desarrollan sus empleados en Google Labs.

google01.jpg

Google también es el principal actor en el mercado de publicidad online, un creciente mercado en el que están puestas las miras de todas las empresas por la importancia que juega Internet en la vida de los ciudadanos y las posibilidades que ofrece. En este mercado, el buscador impone su monopolio, con más de la mitad de la publicidad online, frente a Yahoo!, que no alcanza ni el 10%. Concretamente, Google controla el 57% del mercado de los servidores de anuncios, a través de sus dos empresas DoubleClick y AdSense, que suponen un total de 1.700 millones y 1.400 millones de internautas respectivamente. Yahoo! y Microsoft, por su parte, obtienen unos 556 millones y 220 millones de usuarios cada uno.

La incursión de Google en todos los rincones y pliegues de Internet pone de manifiesto la otra cara de la moneda. Detrás de este popular buscador, joven, dinámico y amado por los internautas (gracias al ‘buen rollo’ que trasmite todo lo que hace), está una compañía privada cuyo interés principal y último, como el de cualquier otra compañía, es el beneficio económico. Poco a poco ha ido recolectando la información de millones de usuarios que hacen búsquedas online, utilizan su servicio de web mail o sus herramientas de ofimática, una dependencia que ha preocupado y alertado a instituciones públicas. La UE, por ejemplo, ha instado a Google a reducir el tiempo que almacena los datos de las búsquedas, consciente de la importancia de preservar la privacidad de los internautas.

Google es el principal buscador de la Red pero son muchas las empresas que han intentado o intentan robar cuota de mercado a este gigante con proyectos parecidos y herramientas de búsqueda novedosas.

Vea el siguiente vídeo para conocer las nuevas herramientas de búsqueda de Google:

Al igual que Google, Yahoo! también es una empresa online que ofrece una infinidad de servicios y herramientas web articuladas en torno a un buscador.

El gran potencial de Yahoo!, además de su motor de búsqueda (en segundo lugar detrás de Google), es su servicio de correo, el más popular del mundo por delante de Hotmail de Microsoft o Gmail de Google. Además Yahoo! es la dueño del conocido servicio de almacenamiento de fotos Flickr y posee otras prácticas y utilizadas herramientas como Yahoo! Noticias o Grupos.

El interés de Microsoft por escalar posiciones en el terreno de las búsquedas (para controlar la publicidad online) hizo que se interesase por el buscador de Yahoo!, una posible compra de la que se habló casi a diario durante el pasado año pero que finalmente nunca llegó a producirse. Los de Redmond intentaron sin éxito aprovechar el mal momento por el que pasaba el portal para hacer una oferta de compra que fue rechazada por el director general de la compañía, Jerry Yang. Las fracasadas negociaciones con Microsoft y un intento de acuerdo con Google en materia de publicidad que tampoco llegó a buen puerto animaron al directivo a abandonar su puesto, que fue ocupado por Carol Bartz.

Desde el momento en el que Bartz tomó el control de Yahoo!, la directiva retomó las conversaciones con Steve Ballmer, el CEO de Microsoft, para llegar a un acuerdo en materia de búsquedas que beneficiase a ambas compañías. Pocos meses después, Microsoft relanzó su buscador Live Search, con nuevo nombre y nuevas herramientas (conocido ahora como Bing), en lo que ha sido su último intento por competir con Google.

Tras dejar que Google fuese creciendo durante los últimos años en Internet, Microsoft ha decidido recuperar el tiempo perdido y no descuidar el potencial mercado online impulsando su presencia en la Red.

El gigante de Redmond ha dominado el mercado de la mensajería instantánea y también ha tenido mucho éxito su servicio de correo electrónico Hotmail, sin embargo, su buscador Live Search no conseguió nunca el beneplácito de los usuarios, quedándose relegado a un motor de búsqueda de tercer orden, por detrás de Google y Yahoo!. En los últimos años, a medida que la importancia de los buscadores se ha ido haciendo más grande, Microsoft ha intentado ganar terreno con acuerdos y compras, algunas de las cuales no han llegado a materializarse (como la compra de Yahoo!).

El último movimiento de Microsoft ha sido el lanzamiento de Bing, un nuevo buscador que actualmente sólo funciona al 100% en EEUU y en fase beta en el resto del mundo, con el que la compañía espera robar usuarios a Google y Yahoo!. Según Microsoft, este nuevo buscador ofrece resultados más precisos, es más rápido, e incorpora nuevas funcionalidades. Por ejemplo, la búsqueda de vídeos permite la previsualización del mismo sin necesidad de ir a la página de origen, e incluye una sección de viajes y una de compras que destaca las opiniones de los usuarios.

Durante las primeras semanas desde el lanzamiento, Bing ha gozado de bastante popularidad, aunque todavía es pronto para poder evaluar el impacto que ha tenido en este mercado.

Descubra las novedades de Bing en el siguiente vídeo:

El controvertido físico y matemático inglés Stephen Wolfram ha desarrollado el buscador Wolfram Alpha, una nuevo herramienta que promete ofrecer resultadas basados en el conocimiento.

Según su creador, Wolfram Alpha “no es un motor de búsqueda normal, sino un motor de computación del conocimiento, un motor de respuestas, capaz de entender preguntas y buscar respuestas inteligentes en una gran base de datos”.

Pior ejemplo, los usuarios podrán introducir en el buscador ‘2+2’, y el sistema devolverá un ‘4’. Además puede resolver preguntas mucho más complejas no sólo relacionadas con las matemáticas, sino con otros aspectos de la vida cotidiana. Entre las novedades desarrolladas están la comprensión de formas lingüísticas para proporcionar más datos (por ejemplo, si se busca el término ‘pizza’ aparecerá la información referente al número de calorías y carbohidratos que contiene); más comparaciones entre formas compuestas (‘US Army frente a UK Army’); y mayor exhaustividad en los datos de fronteras, zonas sensibles y ubicaciones de los Gobiernos.

wolfromalpha.jpg

Además también ofrece datos de las distintas franjas horarias, conversores de divisas, precios del mercado y hasta distancias entre planetas. “Si se quiere disponer de información exhaustiva sobre las montañas de Australia, antes se podía hacer a través de un término genérico; ahora se podrá recabar utilizando vocablos menos comunes como Zebulon”, explica el creador.

Este buscador todavía está fase de pruebas y sólo ofrecer resultados en inglés, pero los usuarios han destacado sus potenciales características.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor