La ICANN se replantea su servicio de prueba de dominios

Cloud

La posibilidad de devolver los dominios no deseados en los días posteriores a su compra ha ocasionado que su número sea mayor que el de los comprados.

Internet Corporation for Assigned Numbers and Names (ICANN) acaba de pedir respaldo económico a la comunidad de Internet por los problemas ocasionados por la prueba de dominios.

La práctica, que en Estados Unidos se conoce como ?domain tasting? ha sido muy controvertida. Puede que pocos los sepan, pero la ICANN ofrece a todos los compradores de dominios la posibilidad de devolver, normalmente en los cinco días posteriores a su compra, aquellos dominios no deseados.

En principio, que se pueda devolver un dominio al igual que se puede devolver casi cualquier otro artículo en los días posteriores a su compra, no sorprende demasiado. La diferencia estriba en que para devolver cualquier artículo físico se requiere que éste presente la etiqueta y siga intacto. En el caso de los dominios, ya han sido usados.

La ICANN aplicó la medida previendo los equívocos al pedir el dominio, sin embargo, ha tenido consecuencias inesperadas.

A petición de Edgard Edward G. Viltz, presidente y director ejecutivo de Public Interest Registry (PIR) que controla los dominios .org la ICANN inició en marzo del 2006 investigaciones para descubrir cuales era los efectos de la prueba de dominios sobre la estabilidad y seguridad de Internet.

La investigación concluyó que la mayor parte de los registros en Internet son devueltos. El sistema se utiliza para pedir muchos más sitios de los que se está dispuesto a comprar. Se prueban todas las combinaciones posibles susceptibles de ser visitadas, incluyendo aquellas derivadas de errores al teclear el nombre de búsqueda y durante cinco días se comprueba cuáles generan más tráfico.

Según datos de PIR, en febrero, se eliminaron 1.773.910 dominios durante el periodo de prueba, y se compraron 10.862. Ese mismo mes VeriSign informó de que el 95 por ciento de los dominios borrados lo habían sido antes de ser comprados.

Por todo ello, parece que la ICANN se está replanteando dejar de ofrecer esta posibilidad que, evidentemente, le resta beneficios.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor