La industria del videojuego redujo su facturación un 15% en 2011

EmpresasWorkspace

Los representantes de los editores y distribuidores de videojuegos, no obstante, son optimistas porque España cuente por fin con una regulación antipiratería y creen que en tres años de duplicarán los ingresos.

El sector de los videojuegos español no salió indemne el año pasado de la crisis económica afectó a la mayoría de las industrias. La facturación descendió un 15%, una caída significativa pero no tan escandalosa si se tiene en cuenta que el promedio de descenso en Europa fue de un 11%.

Así lo ha puesto de relevancia la Asociación de Distribuidores y Editores de Sofware de Entretenimiento (aDeSe), organización que representa a las 14 principales actores del sector de los videojuegos en España. La asociación ha presentado hace unas horas su noveno anuario, el cual en esta ocasión tampoco incluye las cifras relativas a los ingresos provenientes del ámbito digital y móvil. Desde aDeSe adelantan que han conseguido integrar sus estadísticas dentro de un estudio europeo para cuantificar todas estas áreas y que el año que viene sí tendrán datos.

Pese a la caída la patronal ha querido transmitir un mensaje optimista. La inversión publicitaria en el sector de los videojuegos solo disminuyó un 2%, un ligero descenso si se compara con el que han experimentado otros negocios. Además, los videojuegos siguen siendo la primera industria de ocio de España y se ha aumentado la base de usuarios, así como el tiempo de consumo de los mismos.

El presidente de aDeSe (y vicepresidente de Namco Bandai en la región del Atlántico) Alberto González Lorca ha subrayado la satisfacción del sector porque una figura tan representativa para el mundo de los videojuegos como el diseñador de videojuegos nipón Shigeru Miyamoto haya sido galardonada con el Premio Príncipe de Asturias en la categoría de Comunicación y Humanidades. “Hace no muchos años estábamos convenciendo a la sociedad de que los videojuegos no iban contra los derechos humanos”; rememora González.

Por otro lado, la asociación también ha destacado la importancia de que por fin se cuente con un marco legislativo adecuado para combatir contra la piratería (la Ley Sinde-Wert). “No tenemos los resultados para el mercado, pero estamos deseosos de ver los primeros efectos en forma de sentencias. La piratería desalienta el desarrollo, la inversión y el empleo”, ha insistido González.

Los editores y distribuidores también vislumbran un futuro a medio plazo en el que la situación se recuperará. Para ello se agarran a las previsiones de consultoras como IDC, que prevén que la facturación de la industria se duplique en los próximos tres a cinco años.“No sabemos qué porcentaje de esa cantidad representará a la parte digital y cuál a la parte online”, ha matizado el presidente de aDeSe.

Con estas expectativas esperan que España vuelva a situarse en el cuarto mercado europeo en breve. 2012, sin embargo, será un año con un desempeño similar al anterior, según creen. No obstante, a una semana de celebrarse la feria E3 y con todo el período navideño por delante aún es pronto para arrojar la toalla.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor