La investigación por el caso de espionaje en HP se recrudece

Empresas

El fabricante admitió la semana pasada que contrató a un equipo de detectives privados que vigilaron a sus directivos y a un grupo de periodistas.

El Departamento de Justicia de EEUU ha decidido sumarse a la investigación sobre el caso de espionaje en la empresa estadounidense Hewlett-Packard. La compañía admitió la semana pasada que, como parte de una investigación interna para determinar quién filtró información a la prensa sobre decisiones y actividades de la empresa, contrató a un equipo de investigadores privados que espiaron a sus directivos y a un grupo de periodistas.

Los investigadores espiaron las llamadas telefónicas hechas por dos reporteros de Cnet, una revista online de tecnología con sede en San Francisco; otro del “The New York Times” y otro más de “The Wall Street Journal”.

Las agentes privados habrían utilizado identidades falsas para obtener registros telefónicos, lo que a juicio del fiscal general de California, Bill Lockyer, podría traer consigo la presentación de cargos criminales. “Claramente se ha cometido un delito en este caso”, declaró Lockyer en declaraciones al “San Francisco Chronicle”. “Lo que no está claro es por parte de quién. ¿Hasta dónde llega la responsabilidad?”, se preguntó el fiscal.

El caso ha sido discutido en el directorio de la compañía y ha llevado a un director a pedir la renuncia de la presidenta de la compañía, Patricia Dunn, quien fue la que autorizó la investigación para descubrir qué fuentes habían utilizado los reporteros. Dunn señaló el viernes pasado que no pensaba abandonar su puesto al frente de la multinacional, aunque medios de prensa locales especulan que una renuncia se podría producir en una nueva reunión del consejo de administración.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor