La ITU aprueba un estándar para facilitar el espionaje en Internet

CensuraCloudEmpresasRegulación

Además, 140 de 151 países han firmado un tratado para actualizar la regularización actual de las telecomunicaciones internacionales sin el apoyo de países como Estados Unidos, España o Reino Unido.

La Unión Internacional de Telecomunicaciones (ITU), dependiente de las Naciones Unidas, está dando mucho de qué hablar estos días, por las decisiones que está tomando para intentar regularizar Internet. Por un lado, han aprobado en secreto un estándar para paquetes de datos que facilita las inspecciones por parte de Gobiernos. Por otro, han firmado un polémico tratado, con la oposición de países como España o Estados Unidos, para actualizar las leyes de telecomunicación internacionales y poder regularizar internet.

El estándar fue lo primero que hizo saltar la alarma: se llama Y.2770 y pretende estandarizar las “herramientas para inspeccionar paquetes de datos de forma profunda”. Es decir, pretende facilitar la tarea de espionaje de contenidos que se intercambian en la red. Porque podría ser que las claves de cifrado estén solo en manos de los usuarios, pero si entran los Gobiernos y las autoridades y, sobre todo en algunos países, las mafias, todo será algo más preocupante.

Por si el estándar no fuese ya suficientemente inquietante y sospechoso en sí, el hecho de que haya sido aprobado hace unas semanas en el más absoluto secretismo ha despertertado la ira de comunidades de usuarios.

Después está el otro tema: estos días se celebra en Dubai la Conferencia Mundial de Telecomunicaciones Internacionales (CMTI) y en ella se quería firmar nuevas reglas para regularizar las telecomunicaciones internacionales (el actual tiene 24 años), incluyendo Internet. Y sí, el tratado se ha firmado hoy, pero con la oposición de doce países, entre los que están Estados Unidos, España, Finlandia, Noruega o Reino Unido.

¿Por qué han rechazado el tratado? Desde Google, que también están en contra, aseguran que ayudará a “aumentar la regulación y la censura en Internet” y manifiestan su apoyo a los países que no han firmado. Estos seguirán rigiéndose por las normas de 1988, según informa BusinessWeek.

Es ese miedo, el de que en ciertos países que apoyan el tratado como Rusia o China el gobierno pueda aprovecharse de las nuevas reglas para aumentar la censura y el espionaje en Internet.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor