La única función de este cuchillo: matar

Empresas

De acuerdo, mola mucho y si te llamases Blade y fueses por ahí despanzurrando vampiros sería casi imprescindible llevar uno como este. Pero descontada esa posibilidad, ¿hay alguna utilidad real en este cuchillo que no sea la de matar? Un diseño original que precisamente ayudaría a convertir en incompatible con la vida cualquier ataque con el Jagdkommando Tri-Dagger, que es como se llama el chisme. No vale para cortar jamón y puede destrozar la tortilla de patatas de tu madre, así que otro invento más peligroso e inútil… pero ¡qué chulo!

Con 20 cms de hoja retorcida y de triple filo, el Jagdkommando no es precisamente un juguete.

Precisamente lo retorcido de su diseño es, entre otras cosas, lo que le confiere un potencial mortífero elevado. Una herida ocasionada con este arma tendría gravísimas consecuencias en los tejidos afectados, por no hablar de que llegue a interesar órganos internos, resultando casi imposible que los médicos pudieran recomponer el daño causado.

La hendidura perforada central tampoco ayuda a que la herida ocasionada sea limpia y además permite que entre aire al interior del cuerpo atacado, con el consiguiente acceso de agentes infecciosos.

Puede que tan solo se trate de un pisapapeles o un abrecartas de diseño. ─[Knife Art]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor