Las oficinas europeas son cada vez más ecológicas

Workspace

Una investigación de Lexmark revela que las personas con actitudes ecológicas en casa se vuelven cada vez más responsables con el medioambiente en el trabajo.

Revolución “verde”

Poco a poco se ha ido creando una revolución “verde” entre los ciudadanos españoles, que está teniendo un efecto realmente positivo en el comportamiento respetuoso con el medioambiente en las oficinas, de acuerdo a la nueva investigación llevada a cabo por Lexmark a lo largo del año. Esta investigación revela que un 81 por ciento de los españoles encuestados afirma tener una actitud respetuosa con el medioambiente en la oficina.

El nuevo estudio llevado a cabo por el proveedor de soluciones de impresión sobre un universo de aproximadamente 500 trabajadores en España, muestra que pensar en el impacto medioambiental en las tareas diarias se está convirtiendo en algo habitual, ya que un 86 por ciento reconoce que imprimir en el trabajo tiene un gran impacto en el medioambiente.

Tiempo de una mayor acción

Está claro que a los trabajadores les encantaría ver lugares de trabajo más verdes, pero la realidad es que las empresas no contribuyen a que esto ocurra un 40 por ciento de los encuestados reivindica que su empresa no se preocupa por el desperdicio de papel y el 38 por ciento tampoco es consciente del consumo de energía que se produce en el día a día. Como respuesta, aproximadamente una tercera parte, un 43 por ciento siente que la mejor manera de asegurar que las compañías que actúen respetando el medioambiente es mediante leyes del Gobierno o de la Unión Europea, que obliguen a las empresas a cambiar sus hábitos de trabajo. Un 34 por ciento piensa que los fabricantes deberían representar un mayor papel en la educación de los trabajadores sobre lo que tienen que comprar y porqué. Lexmark asume la responsabilidad en esta área y continúa desarrollando planes medioambientales responsables desde hace 15 años, que incluyen programas de reciclaje a nivel mundial, respondiendo así a la necesidad de mayores esfuerzos en este segmento, según asegura el fabricante.

Buenas intenciones

La gente está empezando a ahorrar más papel, un 80 por ciento de los trabajadores españoles presume de leer sus e-mails y otros documentos en la pantalla de sus ordenadores en lugar de imprimirlos. Sin embargo, tan solo un 31 por ciento de ellos utiliza papel reciclado para imprimir y solo un 30 por ciento imprime a doble cara. Los italianos pueden estar orgullosos de ser los que más conciencia medioambiental tienen, un 41 por ciento de los encuestados se siente orgulloso de que su comportamiento en la oficina es completamente respetuoso con el medioambiente mientras que solo el 15 por ciento de los alemanes pueden presumir de ello.

La investigación no sólo se centra en el desperdicio de papel en la oficina sino además en el grave problema que concierne al desperdicio de energía y al reciclaje de cartuchos. Ser “verde” está empezando a ser parte del día a día de la vida laboral, con un 79 por ciento de los trabajadores españoles afirmando que apagan las luces de su oficina al final del día así como sus ordenadores y las pantallas para ahorrar energía. Más aún, alrededor de la mitad de los empleados van más allá apagando las impresoras (un 56 por ciento) así como las luces cuando sus colegas de la oficina están fuera (un 63 por ciento). Los españoles son los que más conciencia tienen del ahorro energético, un 62 por ciento de empleados afirman preocuparse por el desperdicio energético frente al 54 por ciento de los franceses.

En lo que se refiere a cartuchos de impresión la historia no es tan bonita a pesar de que un 58 por ciento de los trabajadores de oficinas afirman que los cartuchos vacíos son recogidos por los fabricantes para el reciclaje, tan sólo un 48 por ciento los deposita en la papelera de reciclaje. Más aún, un 17 por ciento de los trabajadores tiran los cartuchos vacíos directamente a la basura. A pesar de que los italianos tienen la actitud más ambientalmente responsable, tan solo el 30 por ciento de ellos afirma que el reciclaje de cartuchos es la mejor forma de cuidar el medioambiente en comparación con el 60 por ciento de los ingleses.

Eco-Profesionales

Los abogados son los más responsables con el medioambiente cuando trabajan, casi 9 de cada 10 (88 por ciento) apagan sus PCs al final de cada jornada. Los profesionales de la abogacía son además los líderes en reciclaje con cerca de 2/3 (67 por ciento) reciclando el papel desperdiciado, comparado con el 55 por ciento de los profesionales de los servicios financieros.

Hábitos responsables: diferencia por edades

En Europa, las personas de más de 50 años son las que están liderando la revolución del reciclaje. Al menos 1 de cada 12 (7 por ciento) invierten en fuentes alternativas de energía en sus hogares, como la energía solar o la hidráulica. Más de dos tercios de las personas de este grupo de edad (67 por ciento) recicla papel, comparado con el 56 por ciento de las personas con edades comprendidas entre los 18 y los 24 años.

¿Cuáles son los más “verdes” de todos? Retrato europeo

La investigación hace hincapié en la tradicional división existente entre las actitudes del norte y el sur de Europa en relación a las prácticas medioambientales en la oficina, con una visible desconexión entre la teoría y la práctica en el sur. Los italianos y los españoles presumen de que sus hábitos de trabajo son extremadamente respetuosos con el medioambiente, cuando al mismo tiempo tienden a imprimir más páginas que otros países (hasta 43 páginas al día) y un 18 por ciento tiran los cartuchos vacíos al cubo de la basura.

Los franceses son menos osados a la hora de hablar de su responsabilidad con el medioambiente: tan solo un 25 por ciento afirma que sus prácticas son completamente respetuosas con el medioambiente. Pero la realidad es que consumen menos papel que sus vecinos del sur (35 páginas) y se posicionan en segundo lugar en lo que se refiere a ahorro de energía.

Los ingleses y los alemanes tienen una percepción más cercana a la realidad. Ambos admiten tener unos índices de impresión muy elevados (40 páginas al día en Reino Unido) pero se posicionan entre los primeros en sus deseos de aplicar medidas diarias para acciones más respetuosas con el medioambiente. Además, los ingleses no culpan a sus empresas de fallar a la hora de ser más “verdes”: Afirman que sus empresas son realmente conscientes del gasto energético (65 por ciento) y del desperdicio de papel (62 por ciento).

La investigación de Lexmark además revela que Austria es el país europeo que más utiliza la energía alternativa, un 17 por ciento de los encuestados afirma utilizar energía solar o hidráulica en casa, en comparación con el 2 por ciento en Francia, España y Bélgica. Los alemanes además puntúan alto a la hora de adoptar diferentes tipos de energía en sus hogares.

Los que lideran el reciclaje en casa son los italianos, ya que al menos 3 cuartas partes (70 por ciento) utilizan papeleras de reciclaje para la comida y otros desperdicios, mientras que en las oficinas son los belgas los que ocupan el primer puesto con más de las ¾ partes (76 por ciento) reciclando papel.

“En Lexmark hemos evaluado internamente el impacto medioambiental de nuestros productos utilizando una metodología de análisis del ciclo de vida de los productos. Me complace ver que el modo en que los trabajadores perciben el impacto medioambiental de las impresoras es muy próximo a la realidad, tal y como se confirmó en la última investigación de Ipsos”, afirma Carmen Pérez, directora de relaciones corporativas de Lexmark España.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor