Line gana un 104% más que hace un año

CloudEmpresasMarketingRedes Sociales

Japón, Tailandia y Taiwán son los tres países donde la app de mensajería instantánea cuenta con más usuarios activos al mes.

Line Corp., la empresa creadora de la famosa app de mensajería instantánea con stickers, ha dado a conocer algunas cifras de su tercer trimestre fiscal.

La compañía asegura que de julio a septiembre ha obtenido 20.900 millones de yenes en beneficios (unos 192 millones de dólares). Eso supondría un 104,2% más de ganancias que un año atrás y un 17,7% por encima que las obtenidas en el segundo cuarto del año.

Los ingresos de Line durante el período estival se han elevado a 23.000 millones de yenes (210 millones de dólares. La cifra representa un 82,9% más en términos interanuales y un aumento del 16,6% en referencia al Q2.

Line cuenta con 170 millones de usuarios activos mensuales (una cifra aún bastante alejada de los 600 millones que tiene WhatsApp), más de la mitad de los cuales (87 millones) provienen de sus tres principales mercados: Japón, Tailandia y Taiwán. Al margen de esos países, Line cuenta con 11 territorios donde ya supera los 10 millones de usuarios. Entre ellos destacan EE.UU, con 25 millones de adeptos y la India, con 30 millones.

A Line no le ha hecho falta salir a bolsa y la empresa de mensajería instantánea está cerrando acuerdos comerciales con más marcas, ofreciéndoles un mayor engagement de los clientes y conectando servicios físicos para transporte, envío de paquetes o de pedido de comida a su aplicación de chat. En los países donde mejor posicionamiento tiene está explotando otros servicios como Line Free Coins y las cuentas para propietarios de pequeños negocios y tiendas.

Tampoco hay que olvidarse de le negocio de los stickers o de los juegos que tiene la nipona. El primero va viento en popa desde que en mayo se creó la plataforma Line Creators Market. En septiembre más de 250.000 creadores de 139 países habían registrado 23.000 colecciones.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor