Llamadas desde los coches

Empresas

Cada vez será más común que coches y móviles incorporen tecnología Bluetooth para comunicarse.

Conectividad total

Entra en tu coche, enciende el contacto y la libreta de direcciones de tu teléfono móvil aparecerá en la pantalla LCD del salpicadero. Después podrás acceder a la lista de llamadas perdidas o últimos contactos. Encuentra el nombre que estás buscando, presiona un botón y la llamada se establecerá a través del sistema de audio del automóvil. Todo ello sin que el terminal haya salido de tu bolso o bolsillo.

Las conexiones inalámbricas por radiofrecuencia en los automóviles a través de una tecnología conocida como Bluetooth están en el mercado desde hace poco más de tres años, pero este nivel de conectividad, en el que el directorio interno y las llamadas de un terminal móvil se muestran en el salpicadero del coche, son relativamente nuevas. Por el momento, sólo pueden encontrarse, de serie, en los modelos A6 y A8 de Audi, y sólo si utilizas ciertos modelos de móviles, incluido el popular Treo 650 de PalmOne.

Al conjunto Audi-Treo le faltan todavía algunas características cruciales, como la capacidad de acceder a los números almacenados en la memoria del dispositivo utilizando el sistema de reconocimiento de voz del coche. Pero esta cooperación inicial, seguida de una mayor extensión del estándar Bluetooth y los continuos desarrollos en las tecnología de la automoción, prometen un futuro en el que la mayoría de los coches y teléfonos trabajarán juntos en un entorno inalámbrico.

BMW, DaimlerChrysler y Ford ofrecen conectividad Bluetooth en la mayoría de sus modelos de coches, sobre todo en Estados Unidos. GM, Honda, Toyota y Volkswagen ofrecen, por su parte, al menos un modelo de coche con Bluetooth integrado.

Tiempos en las cadenas de producción

Los sistemas más rudimentarios simplemente hacen que el sistema de altavoces del coche sea accesible desde el terminal móvil. Sistemas más avanzados utilizan el reconocimiento de voz. En este último caso, seguro que a todos nos viene a la cabeza el anuncio de Ford en el que un joven conductor se pone en contacto con un amigo con tan sólo pronunciar su nombre. Estos sistemas permiten a los usuarios crear etiquetas de voz, grabaciones de nombres, que se enlazan a determinados números de teléfono.

La dificultad de unir la tecnología telefónica con la de automoción se produce fundamentalmente por los tiempos de desarrollo de los diferentes sistemas. En el tiempo que lleva a los fabricantes de coches añadir una tecnología inalámbrica como Bluetooth en sus cadenas de producción, que como rápido puede llevar entre 18 y 24 meses, un fabricante de teléfonos móviles ha creado un mercado de dos o tres generaciones de terminales.

Pero parece que estos tiempos tecnológicos han acabado por coincidir, y si bien habrá que esperar al menos un año para que todos los terminales móviles incorporen la tecnología inalámbrica Bluetooth como un estándar de facto y un poco más para que todos los fabricantes de coches hagan lo mismo en todos sus modelos, la unión entre ambos se está produciendo. Sin olvidar, por supuesto, la gran cantidad de dispositivos externos que permiten incorporar Bluetooth a los vehículos, cada vez más accesibles para los bolsillos y con gran cantidad de funciones.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor