Los ordenadores portátiles ganan terreno

Workspace

Cuatro de cada diez ordenadores vendidos en España durante 2004 fueron portátiles, según Intel.

El espectacular auge de las comunicaciones móviles ha provocado que durante el pasado año cuatro de cada 10 ordenadores vendidos en España fueran ya portátiles, confirmando la reciente progresión de este segmento de mercado, según ha explicado Jesús Maximoff, máximo responsable en nuestro país de Intel, una de las compañías informáticas más implicadas en el desarrollo de las tecnologías inalámbricas.

El director general de Intel Iberia ha destacado que 2005 se presenta como el “año de la movilidad”, tendencia que en España “comenzó a adelantarse en 2004”, por lo que este año deberá ser la “consolidación” de la tecnología inalámbrica Wi-Fi, tanto en empresas como en hogares, y seguirá experimentando un notable incremento de puntos de acceso inalámbricos hotspots.

En ese sentido será fundamental el entretenimiento móvil, lo que se denomina “ocio digital”, para poder converger música, fotografía, informática, vídeo, etc., pero con seguridad. “El PC se está transformando en nuevo dispositivo de entretenimiento, ayudado por redes inalámbricas, y España es pionera”, añadió.

En cualquier caso, el futuro de las comunicaciones inalámbricas pasa por WiMax, la evolución lógica de Wi-Fi, que permite la transmisión de datos con velocidades simétricas de 35 megabits por segundo a una distancia de 50 kilómetros. Cataluña y Andalucía ya experimentan con esta tecnología en nuestro país.

Maximoff considera que WiMax supondrá una “transformación aún más importante” que la experimentada con Wi-Fi. En su opinión, al actual periodo de pruebas le sucederá una segunda fase, a finales de año, en la que los routers bajarán de precios, mientras que será a finales de 2006 cuanto se produzca la “explosión” de esta tecnología.

Además, comentó que los usuarios piden equipos portátiles “cada vez más finos y ligeros”, lo que justifica los últimos avances de Intel, tanto el doble núcleo central (double core), que “responderá a las necesidades empresariales y a las de entretenimiento”, como su plataforma Sonoma, que será presentada la próxima semana y que conjuga ocio con movilidad.

El primer ejecutivo de Intel señaló que el mercado español cerró 2004 con tres millones de unidades vendidas entre PCs, portátiles y servidores, lo que supone un crecimiento del 70 por ciento y augura su buena salud incluso respecto al mercado europeo.

No obstante, Maximoff dijo que en España persiste una “gran oportunidad de negocio”, de crecimiento, puesto que la penetración de ordenadores en nuestro país ronda el 40-42 por ciento. “Queda mucho camino por recorrer”, precisó.

A su juicio, en este campo es importante el papel que juega la Administración impulsando las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) y, en particular, con las deducciones fiscales y créditos blandos que pueda ofrecer para la adquisición de equipos, modelos que han resultado “exitosos” en otros países europeos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor